Comienzan los trabajos de excavación del túnel del Centro Botín, que será visible en noviembre

Obras de construcción del Centro Botín, en Santander../
Obras de construcción del Centro Botín, en Santander..

Las obras del paso subterráneo destinado a soterrar el tráfico rodado, que moverán 62.000 m3 de tierra, se han iniciado este lunes por la boca oeste, junto a la rotonda del Hotel Bahía

GUILLERMO BALBONAsantander

La mayor y más visible transformación urbana en la que vive inmersa Santander suma esta semana un nuevo factor a su fisonomía: la boca oeste del túnel destinado a soterrar el tráfico bajo el futuro Centro Botín. Las obras de excavación, que han comenzado el pasado lunes, se prolongarán en los próximo meses.

Las fases de la obra son paralelas a la construcción del edificio de Renzo Piano y de la reforma y ampliación de los Jardines de Pereda. El proyecto contempla que la estructura del túnel sea completada este otoño por lo que el final de la excavación se ha fechado en el mes de noviembre. Con el inicio de los trabajos en la boca oeste (en la rotonda del Hotel Bahía) y la entrada del material de obra se intensifica la actividad de la zona, solapando las obras de hormigonado de las losas con las de la excavación y la solera.

La excavación prevista superará los 62.000 metros cúbicos de tierra. Mientras cada vez es más visible la estructura del edificio de la Fundación Botín, el Ayuntamiento de Santander ha comenzado la fase de excavación del llamado falso túnel por la boca oeste, paso que atravesará los Jardines de Pereda junto a las entrañas del futuro Centro de la cultura y la educación en las artes.

Los trabajos se iniciaron hace nueve meses y se calcula que tendrán que pasar otros ocho antes de que sea posible la recepción del tráfico rodado. De una forma definitiva eso podrá ser posible en la primavera de 2014. Los trabajos iniciados ahora corresponden ya a la segunda fase, que permitirá ver cómo avanza el túnel que tendrá 219 metros de longitud y una anchura de 17,5. Aún sin fecha, está previsto que comience la excavación por la boca este. En paralelo proseguirán los trabajos de la losa superior integrada por ocho tramos de oeste a este de los cuales se han hormigonado ya cinco. Los futuros hormigonados se sucederán en tres fases, desde mediados de septiembre a finales de octubre.

Por lo que respecta a la losa inferior la obra comenzará su ejecución del centro hacia el oeste entre octubre y febrero del próximo año, y del centro hacia el este, entre Navidad y marzo de 2014.

Estas labores se suman a las obras de los Jardines de Pereda que arrancaron el pasado día 2 de agosto con el vallado de la zona. En ese área se dará preferencia a la construcción de la nueva oficina de turismo, diseñada por el propio Piano, que se ubicará en Alfonso XIII. Con seis millones de euros de inversión, concluirán con la superficie actual duplicada y el triple de zonas verdes. Los Jardines pasarán a tener 47.885 metros cuadrados, creciendo en dos hectáreas al llegar hasta el borde del muelle, pues los automóviles circularán de entrada y salida de la ciudad por el túnel en construcción junto al Centro Botín.

En esta primera fase de las obras, quedarán fuera de la zona de trabajos la plaza de Alfonso XIII, la cafetería, el tiovivo, la floristería, la zona de juegos infantiles, así como la Oficina Municipal de Turismo.

Antes de iniciarse esta semana la actividad de operarios y máquinas de OHL-Ascán en la rampa que conduce hacia la primera boca del túnel, se abordaron los denominados «muros-pantalla» en los que se empotraron 700.000 kilos de armadura de acero corrugado y se inyectaron 7.200 metros cúbicos de hormigón. Todo ello sirvió para sustentar las primeras losas que se convertirán en la 'tapa o cubierta' del túnel. De las ocho que deben colocarse ya van por la quinta. El techo se terminará de montar en octubre. Estas losas, cada una de ellas de unos 25 metros, sirven para afianzar por arriba los muros-pantalla y al tiempo como base del sustento para el futuro parque. Todo ello forma parte de la técnica denominada «cajeo» que permite luego excavar en mina. Las máquinas perforan la tierra hasta que encuentran los muros-pantalla laterales y, por arriba, las losas.

La sucesión de trabajos solapados implica a partir de ahora el hormigonado, la excavación del túnel y, casi de forma simultánea, la solera, una de las piezas fundamentales del llamado falso túnel. Además de su función: sujetar los muros, debe soportar la presión del agua pues el nivel freático se halla por encima de esa cota.

El túnel en toda su estructura será visible en noviembre. Posteriormente comenzará a ejecutarse todo lo relativo a la instalación y acabado, es decir, seguridad, iluminación o ventilación. El objetivo final, si no hay imprevistos, es que el primer vehículo circule en mayo. La obra tiene un coste de 11,2 millones -a cargo de la Fundación Botín-, que permitirá casi duplicar los actuales 24.000 metros cuadrados que ocupan los Jardines y, al soterrar la carretera, eliminar un obstáculo para acercar la ciudad y la bahía.

 

Fotos

Vídeos