Botín inaugura los nuevos Jardines de Pereda

Las autoridades recorren los nuevos Jardines de Pereda./
Las autoridades recorren los nuevos Jardines de Pereda.

El proyecto desarrollado por el paisajista Fernando Caruncho duplica la extensión total y triplica la superficie verde

CARLOS MACHOSantander

El "nuevo Santander", según término del Ayuntamiento, comienza a tomar forma con la inauguración este martes de la ampliación y mejora de los Jardines de Pereda, un proyecto desarrollado por el paisajista Fernando Caruncho en colaboración con el estudio de Renzo Piano. La zona ha duplicado su extensión de 20.000 metros cuadrados a cerca de 48.000, y triplicado su superficie verde, pasando de 7.003 a 20.056 metros cuadrados. La Fundación Botín ha invertido en este proyecto 15 millones de euros.

Emilio Botín, presidente de la Fundación Botín, ha encabezado la comitiva de autoridades que han acudido a la inauguración del remodelado espacio público, considerado uno de los pulmones verdes de la ciudad. Al acto también han asistido el presidente de la Autoridad Portuaria, José Joaquín Martínez Sieso; el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna; y el presidente del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego.

Reforma tras dos siglos de historia

Los Jardines de Pereda, situados sobre los terrenos ganados al mar que fueron utilizados como muelle portuario en 1805, se inauguraron oficialmente en 1905, coincidiendo con la celebración de la Exposición de Artes e Industrias.

El proyecto de remodelación ha conservado y potenciado todo aquello que el jardín ha guardado y protegido a lo largo del tiempo, tanto en las especies vegetales -el número total de árboles del Jardín es de 262, de los cuales 141 son de nueva plantación- como los hitos y monumentos que guardan la memoria del jardín y que son, en palabras de Caruncho, "expresión de la historia, de los momentos de esplendor de esta tierra cántabra".

El propósito de la actuación en los Jardines de Pereda es devolver al jardín un nuevo esplendor, dándole al parque un siglo más de vida y celebrando así su bicentenario. Así, sobre la trama actual de los antiguos Jardines, Caruncho ha sobrepuesto una cuadrícula que prolonga la de la ciudad, creando nuevas perspectivas que la conectan con la Bahía y el edificio de Renzo Piano.

Sobre ésta, se superpone una elipse, reminiscencia del diseño primigenio de los Jardines, que da unidad al conjunto, además de dotarle de un ritmo interno propio "a través de masas vegetales que se abren y cierran en zonas de sombras y claros".

El tratamiento de la luz y el color en el conjunto es "esencial". Para el acabado de caminos y plazas se ha utilizado un pavimento mixto de hormigón azulado tratado con sulfato de cobre y hierro, en conexión con los azules de la Bahía, y losas de granito, algunas de ellas recuperadas de los jardines existentes. De esta forma, este pavimento azulado se transforma en un elemento "acuoso" de conexión entre la ciudad y la Bahía.

En cuanto al mobiliario urbano, se han colocado más de 60 bancos de madera y acero inoxidable a lo largo de los caminos y plazas. Asimismo, se han mantenido los 19 bancos de piedra y forja existentes, remanentes de los años cincuenta, que se conservan y reubican en los Jardines de Pereda, manteniendo la conexión histórica de éstos al jardín.

Además de la numerosa memoria histórica que ha conservado el proyecto como la Fuente de Concha Espina, el Monumento a Pereda o el Monumento a la Reconstrucción de Santander, merece especial mención el*antiguo surtidor de gasolina, cuya marquesina, que ha sufrido una leve reconversión respetando su legado, se ha reconvertido en la nueva cafetería de los Jardines.

A su vez, el estudio de Renzo Piano ha proyectado, en el marco del proyecto de reforma de los Jardines, una nueva Oficina de Turismo de 100 metros cuadrados, abierta al público desde el pasado mes de abril.

Los nuevos Jardines de Pereda y su anfiteatro exterior serán escenario, desde este martes y hasta el próximo 10 de octubre, de más de 150 actividades para niños, jóvenes, adultos y familias que llenarán de vida este espacio público durante el verano. De esta forma, se cumple con el objetivo de generar un nuevo lugar de encuentro en el centro de la ciudad que, con arte y la cultura, dinamice la vida de Santander. Esta programación se ha realizado de forma coordinada con el Ayuntamiento de Santander y la Fundación Santander Creativa, de cuyo Patronato forma parte también la Fundación Botín, y que también realizarán actividades en los Jardines durante estos meses.

"Desde hoy ya podemos empezar a disfrutar de uno de los espacios públicos más especiales de nuestro país, al borde de una de las bahías más bonitas del mundo", ha ensalzado el presidente de la Fundación, Emilio Botín, en la inauguración de los nuevos Jardines, que ha calificado de "impresionantes".

Los nuevos jardines también han ampliaso la zona desdicada al ocio de los más pequeños. Así, el espacio de juegos infantiles, que será "único e innovador", se inspira en el mar y en la importancia de las energías renovables y estimula la estimulación y la imaginación de los niños y niñas. Este área, ha sido sufragado por la Fundación Botín y por la empresa E.ON, que han aportado 400.000 euros para su construcción.

"Símbolo del nuevo Santander"

Por su parte, De la Serna ha considerado que la remodelación de estos Jardines es "símbolo del nuevo Santander", una ciudad en plena transformación y con "un futuro esperanzador" que ahora se prolonga hacía la Bahía y "parece que está empujada hacia el mar".

Además, el alcalde ha destacado que estos Jardines "tienen su mejor expresión en el mejor cuadro de la ciudad de Santander", que es su Bahía, y ha ensalzado "la claridad", "la ligereza" y "la iluminación" del diseño de Fernando Caruncho.

Mientras que el presidente regional ha ensalzado que la remodelación de Caruncho ha sabido mantener la "evocación poética y literaria de estos Jardines" que preside el monumento a José María de Pereda y que cuentan también con la fuente en homenaje a Concha Espina.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria ha destacado que la creación de estos Jardines en 1905 fueron "un homenaje popular al valor de la literatura y al sentimiento de comunidad" y hoy, con su reinauguración, se convierten en "impronta monumental" para disfrute de vecinos y turistas y "motor creativo" de Santander, Cantabria y España.

Centro Botín

Con la apertura de los nuevos Jardines de Pereda, que se suma a la reciente apertura del paso subterráneo para vehículos, la puesta en marcha del Centro Botín, destinado a ser uno de los referentes culturales de la ciudad, comienza a ser más visible. No obstante, queda una parte de los jardines pendiente de apertura por las obras del propio centro.

noticias relacionadas

En total, la Fundación Botín invertirá en el proyecto del Centro Botín cerca de 80 millones de euros, de los que 15 han correspondido a la construcción del paso inferior y otros 15 a la remodelación de los Jardines de Pereda, de los que ya disfrutan desde este martes los santanderinos. Los 80 millones de euros invertidos por la Fundación Botín en el proyecto suponen la mayor inversión privada de una infraestructura cultural en España.

Esta tarde, a las 16.00, una cadena humana rodeará los jardines como acto previo a la apertura para los ciudadanos, y como inicio de una tarde de actividades musicales y culturales.

 

Fotos

Vídeos