Fallece un ciudadano chino al inhalar humo en la reforma de un local

Los bomberos depuran el aire de la tienda con una bomba./Sane
Los bomberos depuran el aire de la tienda con una bomba. / Sane

La víctima, de 49 años, trabajaba en la remodelación de un establecimiento que, según los bomberos, carecía de ventilación

n. g. ucelay .
N. G. UCELAY .Santander

Un hombre de nacionalidad china falleció el miércoles tras inhalar humo de un generador de gasóleo mientras trabajaba en el acondicionamiento de un local ubicado en el Paseo de Pereda de Santander que, al parecer, carecía de ventilación.

Según explicaron ayer jueves fuentes de la Policía Local de la ciudad, el suceso se produjo en torno a las dos menos cuarto de la tarde, cuando la víctima se encontraba realizando obras de reforma en el interior de un establecimiento ubicado junto al portal número 17 del céntrico Paseo de Pereda, local que había ocupado la firma Carmen Borja hasta el pasado verano (aunque se conserve todavía su cartel la empresa ya es otra) y en el que acaba de instalarse una comerciante china con experiencia en el sector textil.

De acuerdo con el atestado policial, el hombre, que fue identificado como C. D., de 49 años de edad, quedó inconsciente como consecuencia de los efectos que le provocó la inhalación del humo que desprendía el generador de gasóleo que estaba utilizando.

Advertido de gravedad de la incidencia, el servicio de urgencias 061 movilizó a un equipo médico al que dieron cobertura varias dotaciones de la Policía Local y que, al llegar, se apresuró a practicar a la víctima las oportunas maniobras de reanimación. Unos minutos más tarde, y al no obtener la respuesta deseada, los médicos decidieron organizar la evacuación del hombre hasta el Hospital Valdecilla, donde falleció al poco de su ingreso.

Mientras, en el lugar del suceso, agentes de la Policía Local y efectivos del Parque de Bomberos iniciaban una investigación para determinar las causas exactas de un accidente que podría haber desencadenado la «nula ventilación» del establecimiento, dicen los bomberos, que después de ventilarlo y asegurarlo procedieron al cierre temporal del comercio.

Y también para cerciorarse de que la documentación estaba en regla, algo que ayer no parecía acreditado porque la nueva propietaria del negocio todavía no había presentado la licencia municipal de obra que necesitaba para poder efectuar la reforma. Aunque, recalca la Policía Local, «el hecho de que no la haya presentado no significa que no la tenga; sólo significa eso, que aún no la ha presentado».

 

Fotos

Vídeos