Más de 30 denuncias en tres días por ensuciar o dejar basura en las calles

Más de 30 denuncias en tres días por ensuciar o dejar basura en las calles
Sane

La campaña municipal contra la suciedad se intensifica: en diciembre se han puesto más multas a vecinos y empresas que no cumplen que entre agosto y noviembre

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

La guerra que el Ayuntamiento le ha declarado a la suciedad en Santander está teniendo su reflejo en los partes de la Policía en forma de denuncias continuas: en la última semana se han puesto más de 30 sanciones, la mayoría de ellas en solo tres días. La campaña comenzó en el barrio Castilla-Hermida –uno de los más problemáticos por la falta de limpieza de sus calles– pero el control de la Policía Local se ha ido ampliando, y la última gran actuación para garantizar el cumplimiento de la ordenanza de limpieza viaria se ha centrado en Río de la Pila y Canalejas, donde fueron denunciados 28 jóvenes que dejaron restos de botellón.

Los vecinos del Río de la Pila, que se han quejado a menudo de «los recortes en limpieza y barrenderos, por lo que los restos de botellón se quedan días esparciéndose», vieron cómo el pasado fin de semana los agentes denunciaban a un total de 28 jóvenes que bebían en la calle, a quienes también se aplicó la Ordenanza Municipal de Gestión de Residuos y Limpieza Viaria, ya que se les localizó «abandonando los restos del botellón en las aceras», informaron fuentes policiales.

En la noche del viernes, la Policía denunció a un grupo de 16 jóvenes en la calle León Felipe y el sábado de madrugada, la patrulla antibotellón localizó a otras 12 personas en la calle San Antón, cerca de Río de la Pila. En las dos ocasiones, «había menores, por lo que la multa recae sobre sus padres». Las multas se consideran leves y su cuantía oscilará entre los 90 y los 300 euros. Los agentes pillaron, además, esa misma noche a un individuo miccionando en la vía pública.

El esfuerzo por castigar estas conductas incívicas se nota en la estadística ya que las 30 sanciones en tres días representa una cantidad mayor de multas de las que se registraron en el periodo entre agosto y noviembre, meses en los que solo hubo una veintena. En muchas ocasiones, los agentes que realizan estos controles van de paisano y pillan a los infractores en el momento de cometer la infracción.

Aguas fecales

Entre los expedientes de los últimos días destaca una actuación del martes a las ocho de la mañana en la calle Severiano Ballesteros, donde la Policía identificó al representante de una entidad cuando arrojaba a la vía pública aguas fecales, procedentes de una fosa séptica, con una manguera y directamente al alcantarillado. Después, en la Avenida Leonardo Rucabado, la Policía denunció a dos empresas por no proceder a la limpieza diaria y sistemática de la vía pública, afectada por la construcción de edificios y los camiones al salir de una obra.

Las últimas denuncias por vertidos ilegales se produjeron el lunes, cuando miembros de la Policía cogieron 'in fraganti' a un hombre que descargaba en un vertedero ilegal en la calle Los Foramontanos, en Monte, 14 grandes sacos llenos de escombros.

En este mismo lugar, el 19 de noviembre la Policía levantó acta contra otro hombre, también por depositar escombros. Cerca del lugar, pero en otro vertedero ilegal en la calle Somonte, el 30 de noviembre, a las ocho de la tarde, cazaron a un vecino que abandonaba restos de poda.

Castilla-Hermida

La calle Castilla y sus transversales continúa siendo el área con mayores problemas de saturación de basura extracontenedor de toda la ciudad, en parte por el bloqueo de los buzones de recogida neumática, muchas veces causado al introducir objetos de mayor tamaño del que admite el sistema.

La campaña de vigilancia policial se ha intensificado en este barrio, pasando de cuatro denuncias en agosto y una en septiembre a 14 en noviembre. Todas, contra vecinos y comerciantes que no respetan las normas. En concreto, el 30 noviembre, a las siete y media de la tarde, miembros de la Policía Local, denunciaron a una empresa por depositar basura fuera de los buzones de la recogida neumática de residuos en la calle Ruiz de Alda.

Tres días antes se habían generado otros dos expedientes en el barrio:en la calle Ruiz de Alda, a las diez de la mañana, miembros de la Policía denunciaron a una persona por depositar basura fuera de los buzones de la recogida neumática de residuos. Ese mismo día por la tarde, en Atilano Rodríguez, otro vecino fue sancionado por el mismo motivo.

El barrio «empieza a notar una mejoría en la limpieza», según la Asociación Vecinal Los Arenales, que había manifestado numerosas quejas por «la situación caótica de la zona a causa de la basura». Esta asociación, incluso, dio un paso más en agosto y denunció al propio Ayuntamiento por «dejadez de sus funciones», según explicó Juanjo de la Torre, el presidente. Además, la Asociación Vecinal Los Rosales, también de ese barrio, amenazó con movilizaciones en octubre si no se tomaban medidas para solucionar el problema.

Los vecinos o empresas que no cumplan las normas de limpieza de las calles se exponen a sanciones que oscilan de 90 a 300 euros (las leves), de 301 a 600 euros (las graves) y de 601 a 30.000 euros (las muy graves).

Denuncias mes a mes

Cuatro en agosto. En la calle Castilla, tres por dejar basura fuera y una por arrojar cristales.

Una en septiembre. En Marqués de la Hermida, por dejar grandes embalajes sueltos.

Once en octubre. Cinco por vertidos incontrolados en Cueto, y seis por dejar la basura junto a los buzones: una en Marqués de la Hermida, dos en Nicolás Salmerón, dos en Atilano Rodríguez, una en Sagardía.

Catorce en noviembre. Por dejar cajones de fruta y cartones sin cortar ni plegar: calle Castilla, General Díaz de Villegas, Marqués de la Hermida, Antonio López, Nicolás Salmerón y Atilano Rodríguez. Una por vertidos ilegales en Monte. Dos más, en Ruiz de Alda, a una empresa y a un vecino. Y una más, a un vecino de Atilano Rodríguez.

32 en diciembre. El primer fin de semana de diciembre se pusieron 28 denuncias por dejar restos de botellón: 16 en la calle León Felipe y 12 en Río de la Pila. Además, hubo una denuncia por un vertido ilegal de escombros en Monte; otra por descargar aguas fecales en Severiano Ballesteros; y otras por no limpiar la vía pública tras acometer obras.