Desalojan el edificio de Cantur por un intenso mal olor de origen desconocido

Desalojan el edificio de Cantur por un intenso mal olor de origen desconocido

Los bomberos de Santander han sido movilizados por el 112 ante un posible escape de gas que finalmente se ha descartado | Los trabajadores siguen fuera del edificio mientras los técnicos ventilan las instalaciones y buscan el origen del hedor

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

La sede de la Dirección General de Turismo, ubicada en el Parque Científico y Tecnológico (Pctcan), ha sido desalojada esta mañana como medida preventiva ante un intenso mal olor que en un principio se sospechaba que pudiera deberse a un escape de gas en el edificio. La fuga ya está descartada, pero ahora se intenta ventilar el inmueble y buscar el origen del hedor antes de que los trabajadores vuelvan a sus puestos.

Todo comenzó a las nueve de la mañana, cuando los empleados empezaron a oler «algo raro», según explican desde el Gobierno de Cantabria. Ese olor fue incrementándose a tal punto que los responsables de las oficinas decidieron organizar como medida preventiva la evacuación del edificio, en el que están las sedes tanto de la Dirección General de Turismo como de Cantur y también la Fundación Camino Lebaniego. Sobre las 11.00 horas, a la vez que se daba aviso al Servicio de Emergencias 112, se procedió a la evacuación del inmueble, que se ha desarrollado sin incidencias. «No ha habido ningún problema sanitario», confirman desde el Gobierno.

El 112 derivó a este edificio a los bomberos de Santander y a los técnicos de la empresa suministradora del gas que, tras inspeccionar las instalaciones, descartaron que ese olor se deba a un escape. Pero dado que esa pestilencia no remite, han aplicado un sistema de ventilación a la vez que se busca la causa del mal olor. Se desconoce de dónde procede y no se descarta que pudiera deberse a que haya algún animal en descomposición en las tuberías y que el agua haya propagado el hedor.

Es posible que las labores de ventilación se prolonguen durante toda la jornada y que los trabajadores no puedan reincorporarse hasta mañana. Este edificio, situado al lado del de Sodercán, es, en principio, el único que está afectado por ese mal olor de origen desconocido.

 

Fotos

Vídeos