La estación de autobuses de Santander se mejorará con un presupuesto de 900.000 euros

Vídeo: Héctor Díaz. Foto: María Gil

Se prevé que para finales de agosto la primera planta de la estación esté terminada y a final de año toda la parte de los locales comerciales

DM .Santander

Las obras en la plaza de la estación de autobuses de Santander, para colocar nueva pavimentación, juegos infantiles y mejorar los accesos, terminarán a finales de julio, pero se impulsa una actuación de más envergadura en esta infraestructura, para un «cambio de cara» con un presupuesto global que ronda los 900.000 euros.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio en funciones, Francisco Martín, lo ha explicado así a los periodistas tras visitar la actuación que se está llevando a cabo en la plaza.

Las obras de la plaza tienen un presupuesto de alrededor de 210.000 euros.

Pero el consejero ha señalado que la estación, que data de 1986 y da servicio a 6 millones de usuarios al año, no había tenido hasta ahora ninguna actuación de entidad para adaptarla o mejorarla, por lo que se están simultaneando los trabajos en el interior y en el exterior, y se impulsará un nuevo expediente administrativo para acometer unos últimos remates en la plaza.

Las obras que ya se están acometiendo en este espacio consisten fundamentalmente en la creación de un parque infantil, la construcción de una rampa que elimine barreras arquitectónicas, la mejora del pavimento y la limpieza de la marquesina, además de la renovación del cerramiento del perímetro.

También se va a impermeabilizar la superficie de la plaza.

Martín ha indicado que además con las obras que se están haciendo se cambiará la orientación de la terminal, para que sea intermodal y el edificio esté de cara a otros transportes, como el taxi con las paradas cercanas y el tren con la estación ferroviaria de enfrente.

En el interior de la estación también se están desarrollando unos trabajos de remodelación, para reformar el vestíbulo y los locales comerciales.

Estas obras afectan a 600 metros cuadrados y fueron adjudicadas por un importe de 695.679 euros.

María Gil

Se trata de dotar de luz natural a todo el espacio con la apertura de ventanales en la fachada sur y con la sustitución de los vidrios tintados actuales.

Se aborda la mejora de la eficiencia energética con la mejora de la carpintería y con luminarias led.

Además, con las obras del interior se redistribuirá el vestíbulo, liberando espacios comerciales y creando una zona exclusiva de información de horarios, taquillas manuales y automáticas.

Se va a habilitar un punto de información turísticas de Cantabria y una nueva cafetería separada de la zona de taquillas, que tendrá terraza exterior.

El consejero ha agregado que se impulsará un nuevo expediente para cambiar la cubierta de la dársena exterior y la iluminación de la plaza, y para colocar paneles informativos.

Los nuevos espacios se van a ir poniendo en servicio por fases: a finales de julio la plaza remodelada, a finales de agosto la primera planta de la estación y a final de año toda la parte de los locales comerciales.