A ritmo de solidaridad

El concierto benéfico de Kiko Veneno junto a Ruben Blades, además de las actuaciones de Robin Beck y el tributo a María Dolores Pradera, hicieron vibrar a los asistentes en la cuarta jornada de fiestas

Concierto de Kiko Veneno y Rubén Blades en La Campa./Antonio 'Sane'
Concierto de Kiko Veneno y Rubén Blades en La Campa. / Antonio 'Sane'
javier gangoiti .
JAVIER GANGOITI .Santander

Nunca un lunes dio para tanto. Esa es la conclusión a la que debieron llegar los cientos de asistentes a los conciertos de la cuarta jornada de las fiestas de Santander. Unas actuaciones al gusto de todos los oídos y que los presentes pudieron disfrutar tanto en la Plaza Porticada como en la campa de la Magdalena. Fue en esta última donde se vivió uno de las convocatorias más especiales de toda la Semana Grande: el concierto solidario de Kiko Veneno y Ruben Blades.

El día prometía entretenimiento desde el principio. Cuando el programa de fiestas anuncia rumba, el pop estadounidense de Robin Beck o artistas de la talla de Kiko Veneno o Ruben Blades las expectativas no pueden ser más altas. Y no fallaron.

Ya en la última hora de la tarde, el flamenco, las sevillanas o los ritmos cubanos comenzaron a marcar el paso de los transeúntes en la calle Lealtad. Era solo el presagio de un lunes diferente que reservaría sus platos fuertes para la Plaza Porticada y la campa de la Magdalena.

La agenda musical de hoy

A la misma hora en estos dos escenarios (una tragedia casi irresoluble para algunos), comenzaron a sonar los acordes de la mano de Kiko Veneno. Un rasgueo que acompañó Ruben Blades, otro de los lujos más destacados en la oferta musical de este año, durante la celebración de un concierto solidario para ayudar la Asociación de Padres de Niños con Cáncer, Amara Cantabria.

The Waterboys, The Mystery, Vintage Trouble y Los Estanques protagonistas de los conciertos de este martes

No fue el único lugar donde disfrutaron los asistentes. A tres kilómetros de ahí, en la Plaza Porticada, melómanos de todas las edades disfrutaron con el tributo a María Dolores Pradera, que falleció el pasado 28 de mayo tras una exitosa carrera llevando la canción española a todos los países del mundo. No quedaron exentos de pop y rock aquellos que recordaron a la mítica cantante.

El mismo escenario disfrutó tanto o más con la actuación de Robin Beck. La estadounidense, que se hizo un hueco en los años 80 gracias a su sencillo 'First Time', puso broche a la cuarta jornada de conciertos.

Unas actuaciones que continuarán hoy, cuando el cuarteto Los Estanques den a conocer sus dos canciones 'Sentado al son' y 'Cuántos valles' en la plaza más concurrida de la Semana Grande. No será el único entretenimiento de la noche. En la campa de la Magdalena también resonará el folk-rock de The Waterboys, las influencias blues de Vintage Trouble y el rock sinfónico de The Mystery. Casi nada, y además fuegos artificiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos