El 'géiser' de Peña Herbosa dejó sin agua a una treintena de portales durante cuatro horas

DM .

El Ayuntamiento indica que las obras causantes de la rotura de la tubería, que generó una columna de agua con una altura de más de siete pisos, «no ha ocasionado daños ni en viviendas ni en establecimientos comerciales»

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

Los vecinos de Peña Herbosa se vieron ayer a mediodía sorprendidos por una enorme fuga de agua, un 'géiser' que brotó de la calle y salió despedido con gran estruendo alcanzando una altura superior a la de los propios edificios de este céntrico vial de Santander, donde los más altos alcanzan los siete pisos. El chorro procedía de una tubería de abastecimiento de 200 milímetros de fundición dúctil, agujereada por la maquinaria que está trajando en las obras de reforma y semipeatonalización. Fue a las 12.48 horas cuando se produjo la avería a la altura del número 20 -frente a la sede del Gobierno regional- y muchos se asomaron a las ventanas y grabaron con sus teléfonos la impresionante columna de agua, que caía a chorros en las fachadas y salpicaba los balcones situados en la acera de los números pares.

En el momento de producirse esta fuga hubo que cortar el abastecimiento de agua en la zona hasta que Aqualia reparó la avería, y una treintena de portales se quedaron sin suministro hasta las 16.30 horas. Los afectados fueron todos los edificios de Peña Herbosa con número par (del 2 al 26) y también los portales 31 y 33 de la misma calle. El corte también afectó a los residentes del número 6 de la calle Lope de Vega; de los números 6 y 7 de la calle Gándara; los del 5 de Casimiro Sainz y los inmuebles que van desde el número 43 al 59 de la calle Hernán Cortés.

Son datos facilitados por el Ayuntamiento de Santander, que también indica que no se han producido inundaciones en los locales comerciales más cercanos a la fuga ni en las viviendas. Tampoco se ha visto afectado el desarrollo de las obras, que han vuelto a la normalidad en cuanto la avería se reparó.

Se mantendrían, por tanto, los plazos de estas obras de sustitución de la red de saneamiento y del adoquinado por las que Peña Herbosa está cortada al tráfico desde hace cinco meses. La previsión es que el vial se reabra el 1 de junio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos