Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

De hoteles de familia a hoteles para viajeros

De hoteles de familia a hoteles para viajeros
Roberto Ruiz

Los empresarios hoteleros dan nueva vida a las antiguas residencias familiares. La primera fue Las Brisas. La última, Royal Luxury Suites

JUAN CARLOS FLORES- GISPERT

En sus tiempos fueron residencias familiares, lo que en los primeros años del siglo XX se llamaron 'hoteles de familia'. En Santander se conservan muchos de los que estuvieron repartidos por El Sardinero, una vez consolidado este barrio como zona de expansión de la ciudad, en especial en el verano. Y también quedan muchos en el paseo de Menéndez Pelayo y varios en el Paseo del General Dávila. Quién les hubiera dicho a aquellos propietarios que, siglo y medio después, sus casas serían hoteles de viajeros. Un negocio que está recuperando para el patrimonio cultural de la ciudad varios de sus edificios más distinguidos. Desde Las Carolinas, en General Dávila, a dos elegantes chalés en la calle El Sol, próximos a ser convertidos en hoteles.

 

Fotos