Igual defiende la propuesta del PP sobre mujeres inmigrantes para «evitar encontrar un niño en un vertedero»

Igual defiende la propuesta del PP sobre mujeres inmigrantes para «evitar encontrar un niño en un vertedero»
Roberto Ruiz

La alcaldesa ha matizado sus afirmaciones explicando que la Ley de Apoyo a la Maternidad pretende «dar una oportunidad a esas madres que no estando en situación legal se ven cohibidas a la hora de ir a un hospital»

E. PRESS Santander

La alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), ha defendido hoy la propuesta del presidente de su partido, Pablo Casado, de retrasar la expulsión de mujeres inmigrantes sin papeles a aquellas que den a su hijo en adopción, porque, en su opinión, serviría para «evitar encontrar a un niño en un vertedero». A preguntas de la prensa, la regidora ha considerado «acertado» que se pueda facilitar el parto de la madre y «que se pueda evitar que, en muchas ocasiones, una persona, por miedo a entrar a un hospital o a no poder mantener a ese niño, nos los encontremos en vertederos».

Igual ha insistido en que, en su opinión, es una «buena medida» la puesta en marcha de una Ley de Apoyo a la Maternidad en la que se incluye que una mujer en situación irregular en España no será expulsada del país durante el periodo de embarazo en el caso de que haya decidido dar a su bebé en adopción, tal como ha propuesto Casado.

«Yo sí quiero que podamos evitar encontrar a un niño en un vertedero y quiero que esa facilidad de poder dar al niño en adopción ni le beneficie ni le perjudique. Que nadie crea que, por acercarse a un hospital para tener ese niño de manera segura y para darle en adopción la van a reportar a su país o no, es independiente de las dos cosas», ha declarado.

Y ha insistido en que ella «quiere evitar que haya niños en vertederos, porque los hay», ha asegurado.

Posteriormente a estas declaraciones, realizadas esta mañana durante la visita a un colegio de Santander, la alcaldesa las ha matizado, apuntando que lo que pretende la propuesta del PP es «dar una oportunidad a esas madres que no estando en situación legal en nuestra ciudad, se ven cohibidas a la hora de ir a un hospital para que cuiden su embarazo, para que cuiden a su hijo y para que tengan un buen parto».

Y también porque supondrán que acudir a una institución para dar en adopción al niño «para que tenga mejores condiciones, si ellas por su situación no pueden atenderle, no les traiga un perjuicio para su vida o una amenaza a la situación que tienen en nuestro país».

Al respecto, se ha referido también a los protocolos de protección de datos de las adopciones, por lo que ha insistido en que la medida propuesta por el PP «puede evitar esa situación de desamparo o amenaza en que se pueden ver las madres».

«Ojalá todas las mujeres que, en nuestra ciudad y en nuestro país, están embarazadas y no pueden atender a ese niño y hayan decidido que no puede estar con ellas, tengan esa vía y tengan esa solución; que a ellas no les perjudique para nada y que los niños puedan estar perfectamente atendidos y dados en situación de adopción», ha concluido.

Ver más

Tras las declaraciones de Igual, PSOE, PRC e IU han censurado sus palabras y pedido rectificaciones.

El portavoz del Grupo regionalista de Santander, José María Fuentes-Pila, ha exigido a la alcaldesa que «no ensucie el nombre de Santander», al que está ligada por ostentar la representación de todos los santanderinos, con «barbaridades xenófobas, planteamientos retrógrados, crueles e inmorales» que nada tienen que ver con el sentir de una ciudad «abierta, tolerante, democrática y respetuosa con los derechos humanos».

Por su parte, el secretario general del PSOE y portavoz en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha pedido a la alcaldesa que retire sus declaraciones «retrogradas, xenófobas e inhumanas» sobre la inmigración. En su opinión Igual «se ha quitado la careta» en relación con una propuesta «de una falta de humanidad sin límites» y le ha recordado que «no todo vale».

«Es inhumano y es indecente hablar en estos términos de un problema de esta gravedad y sobredimensionarlo para intentar legitimar una propuesta del PP», ha sentenciado.

Izquierda Unida de Santander ha hablado de «desvarío machista-racista» sobre «bebés y vertederos». La número 2 de IU en Santander, Ainara Bezanilla, cree que Iguañ «e ha ido un paso más allá que su partido» y el PP ha querido «rebajar el machismo y racismo de su propuesta alegando que quería evitar que niños acaben en los basureros», una explicación «todavía tanto o más racista que la propia propuesta» y que la alcaldesa ha completado «con que no quiere que haya bebés en los vertederos».