El GPS le juega una mala pasada

Fotografía tomada por los bomberos del vehículo atascado. /DM
Fotografía tomada por los bomberos del vehículo atascado. / DM

Un polaco atasca su camión en una calle de Santander por fiarse del navegador

CONSUELO DE LA PEÑASantander

El GPS ha llevado al conductor de un camión de gran tonelaje a bloquear durante algo más de una hora el tráfico en la calle José de Escandón, de Santander, al quedar empotrado en un cruce y sin posibilidad de maniobra, dadas las dimensiones del vehículo.

Según fuentes de la Policía Local, eran las ocho y media de la tarde del viernes cuando el conductor, un ciudadano polaco que no conocía la ruta a realizar, se dirigía al Puerto de Santander para embarcar en el ferri, pero al seguir las indicaciones del GPS del camión, donde llegó en realidad fue a esta pequeña calle de la ciudad que corta con la Bajada de Polio. El vehículo, un trailer de ocho toneladas, que contenía piezas de maquinaria, no pudo realizar un giro y quedó incrustado en un cruce de c arreteras.

Al verse en apuros, el propio conductor reclamó el auxilio de la Policía Local, que llamó a los bomberos para que cortaran las barandillas de una de las aceras y ganar margen de maniobra. Para liberar el trailer fue necesario levantar buena parte de la acera y cortar las vallas, una operación que causó expectación entre el vecindario.

Al susto que tenía el conductor se unió la circunstancia de que únicamente hablaba polaco, por lo que «fue extremadamente complicado» comunicarse con él, según las mismas fuentes.

Una vez liberado, el trailer, de matrícula extranjera, fue trasladado al depósito de vehículos de Ojaiz, donde quedó inmovilizado a la espera de que se abonen los gastos que supuso la operación. Fuentes del Ayuntamiento de Santander señalaron a este periódico que todavía no han sido evaluados los costes de la intervención, pero hasta que la empresa propietaria del camión no realice la transferencia bancaria que asegure el pago de los gastos generados no se podrá mover de Ojaiz.

El ciudadano polaco tenía el carnet de conducir y de identidad al día, y también mostró la documentación relativa a la cabina del vehículos, incluido el seguro, pero no así del remolque ni de la carga, acreditación que ha reclamado a la empresa para la que trabaja, según señala la Policía Local. Las dificultades idiomáticas han impedido a los agentes conocer de dónde salió el camión, cúal es el origen de la carga, que por las explicaciones que pudo dar el chófer se trata de piezas de maquinaria, ni su destino, aunque según pudieron interpretar los agentes se dirigía al Puerto para embarcar en el ferri.

No es la primera vez que un camión bloquea una carretera en la región, aunque por otros motivos. El pasado mes de septiembre un trailer que transportaba una pieza de un molino de viento sufrió una avería junto a la gasolinera de Nueva Montaña y atascó el tráfico durante cuatro horas.

 

Fotos

Vídeos