Vía libre al acuerdo con el Puerto para ampliar el parque del Barrio Pesquero

Vía libre al acuerdo con el Puerto para ampliar el parque del Barrio Pesquero
Roberto Ruiz

Junta de Gobierno Local ha aprobado el convenio para derribar el edificio del antiguo restaurante El Vivero

DM .
DM .Santander

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el convenio entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Santander y que permitirá al Consistorio renovar y ampliar el parque existente en el Barrio Pesquero hasta alcanzar una superficie de alrededor de 2.500 metros cuadrados, y ensanchar la calzada en el paseo Alberto Pico.

Ambas actuaciones se llevarán a cabo tras derribar el antiguo edificio del restaurante El Vivero, así como la casa-tapón que ocasiona el estrechamiento de la calzada en el citado paseo.

Según ha indicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, «ahora solo resta que la Autoridad Portuaria lo apruebe próximamente en su Consejo de Administración para que pueda firmarse por las dos instituciones».

El Consistorio señala en nota de prensa, que la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento llevan meses trabajando en el acuerdo para que el Puerto ponga a disposición del Ayuntamiento nuevos espacios en el Barrio Pesquero, como ya ha ocurrido en Gamazo, Castilla-Hermida o el entorno de la Estación Marítima, y como hará próximamente en la calle Antonio López, y que el Ayuntamiento lleve a cabo las actuaciones necesarias para su integración en la ciudad y la apertura al uso público.

Con ese fin, ya está aprobado el contenido del convenio que hará posible el derribo del antiguo restaurante Vivero, situado en la calle Marqués de la Ensenada, en una parcela que ocupa una superficie aproximada de 500 metros cuadrados, cuya concesión ya rescató el puerto.

De esta forma, esos terrenos se podrán incorporar al uso público del Barrio Pesquero, ya que se encuentran junto a un parque público, que también incluye un área infantil.

El Ayuntamiento se hará cargo del derribo y está elaborando un proyecto para el acondicionamiento y la urbanización de esos terrenos, que además incluirá la renovación de la zona destinada a parque público (1.808 metros cuadrados) y el vial que actualmente separa el parque del edificio, que se incorporará a ese nuevo espacio.

Asimismo, el acuerdo prevé derribar una casa-tapón ubicada en el número 1 del paseo Alberto Pico, que ocasiona un estrechamiento en la calzada, de manera que el vial pueda tener una anchura uniforme y adecuada para permitir el paso de vehículos, incluidos los autobuses municipales que circulan por ese tramo.

El Ayuntamiento prevé tener completamente finalizados los proyectos antes de fin de año.

 

Fotos

Vídeos