Lope de Vega se reabre al tráfico y Peña Herbosa lo hará la próxima semana

La calle de Lope de Vega fue reabierta al tráfico en la tarde de ayer, tras nueve meses de obras. /Sane
La calle de Lope de Vega fue reabierta al tráfico en la tarde de ayer, tras nueve meses de obras. / Sane

Las dos obras son municipales y han mejorado la estética y la movilidad en la zona. Las rampas mecánicas entran en funcionamiento a lo largo del mes de julio

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Los vecinos de la calle de Lope de Vega respiran desde ayer más tranquilos y con menos polvo en el aire. Y el resto de habitantes de esta popular zona del Ensanche santanderino, también. Aunque las obras en este área de numerosos locales de hostelería y comercio aún no han acabado, ayer quedó reabierta al tráfico de vehículos, desaparecieron las máquinas, las fresadoras, los ruidos y las molestias que han sufrido desde el 17 de septiembre del año pasado. Y la cercana calle de Peña Herbosa también se abrirá al tráfico de vehículos a lo largo de la próxima semana, una vez acaben todos los remates pendientes. Entonces llegará la paz total por el fin de las obras.

Hace nueve meses se iniciaron los trabajos en la calle de Lope de Vega para realizar dos importantes mejoras. La primera, la sustitución de la vieja canalización del saneamiento, para lo que fue necesario abrir la calle en canal, 195 metros de zanja en donde se colocó la nueva tubería. La segunda mejora es la instalación de dos tramos de rampas mecánicas que ofrecen la posibilidad de subir cómodamente hasta Santa Lucía.

Ayer la calle se reabrió al tráfico después de acabar el asfaltado y la señalización sobre él, las plazas de aparcamiento de coches, las plazas para motos, los pasos de peatones y la zonas en las que no se puede aparcar. Durante toda la mañana y primeras horas de la tarde, aprovechando que las anuncias lluvias no llegaban, las cuadrillas de obreros trabajaron para adelantar el fin de la obra: pintar la señalización, recoger material, colocar baldosas, limpieza y ajardinamiento, entre otras labores, como el barrido general. La intensa lluvia de la tarde colaboró a que la calle quedara impoluta.

La obra de adoquinado en la calle Marcelino Sanz de Sautuola acabará el día 30

La obra no se da por acabada hasta que se realice la plantación de nuevos árboles en la acera Oeste, junto a las nuevas rampas. Serán ciruelos y almendros de flor blanca. También en la acera Este serán sustituidos los dieciséis plátanos de sombra por otros tantos ciruelos y perales, siempre en el tramo entre las calles de Santa Lucía y Peña Herbosa. En este tramo se han perdido dieciséis plazas de aparcamiento para turismos, espacio que ha sido ocupado por las rampas mecánicas, que entrarán en servicio a mediados del mes próximo. Con la apertura al tráfico de la calle de Lope de Vega también quedó reabierto el primer tramo de la calle Bonifaz.

Siguen las obras

Pero las obras en la zona aún no han acabado. Permanece cerrada al tráfico la calle de Peña Herbosa. Las dos obras son municipales: en Lope de Vega y el resto de proyecto de escaleras y rampas hasta la finca de Jado (General Dávila), el municipio invierte 1,3 millones de euros. En la mejora de Peña Herbosa, el gasto es de 423.000 euros.

En Peña Herbosa se ha sustituido el viejo adoquinado por uno nuevo a base de piezas de granito rosa Porriño. La calle se ha convertido en vía de plataforma única. Es decir, que la acera y la calzada están al mismo nivel, lo que facilita mucho el tránsito de peatones. El adoquinado está acabado de colocar, pero quedan remates como el asfaltado en las confluencias con las calles de Gándara y de Casimiro Sainz, así como la colocación de bolardos y la señalización. Ayer, los jardineros limpiaron y adecuaron los alcorques, los rellenaron con nueva tierra y se plantaron árboles que faltaban.

Quedan pendientes en la zona dos obras más: el adoquinado de la calle de Marcelino Sanz de Sautuola -en donde ya se ha completado el 90%- y la mejora de la instalación de la conducción del gas en la calle de Daoiz y Velarde y sus intersecciones, que mantienen desde hace semanas cortado el tráfico por tramos. Esta última obra la realiza la compañía de gas, obligada por el Ayuntamiento a reasfaltar toda la calle y reponer todo lo que rompa, como son baldosas, adoquines y bolardos. Parte ya se ha repuesto.

Sanz de Sautuola

En cuanto a la reapertura de la calle de Marcelino Sanz de Sautuola, su turno llegará el 30 de junio. Caminar por la intersección de las calles Sanz de Sautuola, Daoiz y Velarde, Peña Herbosa y Ataúlfo Argenta es muy complicado para el peatón. Además del nuevo adoquinado se está procediendo a la renovación integral de un edificio frente al Club de Regatas, con sus fachadas andamiadas, y la plaza junto al edificio Banesto ocupada por casetas de obra y material. Hay andamiajes en las cuatro fachadas del Club de Regatas y la farmacia que ocupa parte de sus bajos realiza una gran obra de ampliación, incorporando locales vacíos. Así que en esta intersección hay obras para rato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos