Una manifestación motera recorre Santander contra los guardarrailes

Una manifestación motera recorre Santander contra los guardarrailes
DM

Ha sido una de las doce que han sido convocadas de forma simultánea en todo el país bajo el lema 'La seguridad vial no es un privilegio, es un derecho'

DM .
DM .Santander

Decenas de motoristas han recorrido este domingo las calles de Santander para exigir seguridad en las carreteras y el fin de los guardarrailes sin protección, que han acabado con la vida de 15 usuarios de estos vehículos en España en lo que va de año.

La manifestación motera de Santander ha sido una de las doce que han sido convocadas de forma simultánea en todo el país bajo el lema 'La seguridad vial no es un privilegio, es un derecho'.

Un año más el colectivo motorista se ha unido para pedir a las administraciones públicas que «dejen de matar motoristas», asuman su responsabilidad «en su conducta homicida por imprudencia» y «den solución definitiva a la protección de todos los guardarrailes», según el comunicado que ha difundido la Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas.

La protesta motera de Santander ha sido convocada por la delegación en Cantabria de esta organización y ha salido a mediodía del aparcamiento del Racing en El Sardinero, donde también ha finalizado tras recorrer el centro de la ciudad, Cazoña y la avenida de Los Castros.

Al mismo tiempo se han celebrado otras manifestaciones moteras en Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, Murcia, Málaga, Cáceres, Cádiz, Lanzarote, San Sebastián, Toledo y Zaragoza.

En su manifiesto con motivo de esta movilización el colectivo reclama al Gobierno de España y a todas las administraciones públicas la protección de todos los guardarrailes «sin excepción», y que el Ministerio de Fomento modifique la normativa para exigir esa protección cada vez que se instale una barrera metálica de seguridad.

Los motoristas demandan así que se cumpla sus derecho constitucional a la igualdad y a la no discriminación. «El acero puesto por la administración no debería matar selectivamente a motoristas y ciclistas», dicen.