El 60% de las plazas ofertadas por el IMD se agotaron el primer día

Imagen de la cola formada ante las oficinas de las Escuelas Municipales en el Complejo Deportivo Ruth Beitia el lunes, primer día de inscripción. /Sane
Imagen de la cola formada ante las oficinas de las Escuelas Municipales en el Complejo Deportivo Ruth Beitia el lunes, primer día de inscripción. / Sane

El concejal de Deportes atribuye a la alta demanda concentrada «en pocas horas» las filas que se generan siempre el primer día

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

El 60% de las plazas ofertadas por el Instituto Municipal de Deportes (IMD) se agotaron el primer día de inscripción. De las 3.679 que se pusieron a disposición de las familias en formato de campus, cursos y albergues, 2.239 se cubrieron en las primeras doce horas, desde la apertura del plazo a las 08.30 hasta las 20.00 horas. Ayer se cubrieron 255 más, alcanzándose ya las 2.494 plazas cubiertas.

Según informó el concejal de Deportes, Juan Domínguez, de esas 2.239 inscripciones, el 40% (900 solicitudes) se formalizaron vía electrónica, a través de la página web.

El resto (1.350) se registraron de forma presencial en las oficinas de las Escuelas Municipales del Complejo Municipal de Deportes Ruth Beitia, en donde se formaron grandes colas en las que la gente mostró su indignación por los tiempos de espera que exigía realizar esta gestión y por el hecho de que esta circunstancia se repita año tras año. Los afectados criticaron que había poco personal para atender a tanta gente y que la página web se colapsó por la alta demanda.

Las familias concentran gran parte de la demanda en las primeras horas para garantizarse la plaza

Para Domínguez, sin embargo, el problema que se genera siempre el primer día de matrícula está en el interés de las familias por apuntarse en el primer momento para no perder la oportunidad de mandar a sus hijos a las actividades que quieren. Todos deseen hacer la gestión al tiempo y, por tanto, que se monten las filas. Lo dice a la vista de los datos, que reflejan el «ingente volumen de inscripciones realizadas en un brevísimo periodo de tiempo» (se gestionaron 117 plazas a la hora). Y subrayó que la demanda «crece cada año», lo que obliga al IMD «a reforzar el personal y los medios» con el fin de agilizar un trámite que se concentra en «muy breve espacio» de tiempo pues los solicitantes se quieren garantizar plaza concreta en los horarios más atractivos. Entre los cursos para los que ya no quedan huecos están los de surf, hípica o tiro con arco, además del campus multideporte sin comida, los campus multiaventura o los nuevos campus Mataleñas.

El concejal defendió la «diligencia» con que se atiende a los interesados y resaltó la mejora de la inscripción electrónica, que funcionó el primer día «sin una sola caída, aunque algo ralentizada por la enorme demanda, principalmente en las primeras horas, fruto del importantísimo volumen de tráfico generado al comienzo de la mañana».

«El primer día, no hubo ni una sola caída del sistema. La enorme demanda lo ralentizó» Juan domínguez | concejal de deportes

De hecho, en las tres primeras horas del día –de 08.30 a 11.30 horas– ya se habían formalizado un total de 1.700 inscripciones, tanto presencialmente como a través de la web. Es decir, que casi la mitad del total de las plazas volaron en estas primeras horas.

IU propone un sorteo

Izquierda Unida (IU), por su lado, defendió ayer que sería necesario ampliar los plazos de inscripción en las actividades. Miguel Saro, el edil en la capital, hizo esta propuesta tras las numerosas quejas de las familias (entre las que se incluye la suya) por las colas que se generan el primer día que se ponen a disposición las plazas, que «fácilmente podrían hacerse de forma telemática». Saro señaló que «los fallos del sistema telemático hacían previsible, como ocurrió, que los demandantes de plazas no obtuvieran su reserva previa a la inscripción, algo que resulta contradictorio con la intención del Consistorio de configurar una ciudad 'smart'-inteligente».

El edil considera que «este escenario repetido cada año» requiere modificar el proceso, «aumentando el auxilio al sistema informático que soporta las peticiones vía web, o bien ampliando el plazo de la preinscripción permitiendo varias opciones de actividades por familia y niño, y adjudicando estas entre los demandantes posteriormente por medio de un sorteo», tal y como se hace en algunas otras actividades de verano municipales y del propio IMD.

Saro reconoció que la gran demanda que tienen las actividades del verano «habla en favor de la oferta de este organismo, pero las dificultades para realizar las reservas, que acaba realizándose por medios poco 'inteligentes' y gravosos para los vecinos, dificulta que estas actividades puedan disfrutarse por la muchos de los demandantes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos