El PSOE presenta un programa de 275 medidas para lograr «el cambio histórico» de Santander

El PSOE presenta un programa de 275 medidas para lograr «el cambio histórico» de Santander
Alberto Aja

Las propuestas de Casares se centran en mejorar la situación de las personas, de los barrios y de los servicios públicos

DM .
DM .Santander

El PSOE de Santander tiene su mira puesta en recuperar una plaza en la que no gobierna desde hace casi cuatro décadas. La victoria por la mínima en las generales, y las encuestas que apuntan a un posible bloque de izquierdas liderados por los socialistas son gasolina para sus mejores previsiones. Hoy, el candidato socialista a la Alcaldía de Santander, Pedro Casares, ha presentado su programa de gobierno, que incluye 275 medidas con las que espera lograr «el cambio histórico» en la ciudad y en la vida de los santanderinos, así como que se recupere «el impulso de la capital».

Casares, que ha dado a conocer las líneas generales del programa en un acto celebrado en la plaza del Centro Cultural Doctor Madrazo, ha dividido sus propuestas en catorce bloques temáticos con cinco grandes ejes: mejorar la situación de las personas, de los barrios, de los servicios públicos, y que se pueda tanto vivir como disfrutar en la ciudad, informa EFE.

«Son medidas concretas para afrontar lo urgente, inmediato e importante», ha enfatizado Casares, quien destaca que Santander «es bonita pero puede ser mucho mejor».

Según el candidato socialista, esto se llevará a cabo con la participación de todos los santanderinos porque, según ha incidido, «se acabó el tiempo de las imposiciones». Así, ha avanzado que él contará con los demás partidos políticos con representación y tendrá en cuenta a todos los colectivos.

Campaña regional

Dentro de esas medidas concretas, muchas ya ha dicho que se ejecutarían en los primeros meses de legislatura y otras requerirán de un plazo más largo, como el diseño del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que «probablemente tarde más de una legislatura» y que, a su juicio, está llamado a ser «el gran instrumento» de transformación de la ciudad.

«Llevamos dos años perdidos desde que se anuló el plan, ni siquiera está el pliego para desarrollar uno nuevo y lo que tenemos claro es que ese futuro plan general tiene que hacer el proceso de mayor participación de la historia de Santander», ha subrayado.

Los socialistas proyectan un PGOU sobre tres ejes de actuación: que apueste por la regeneración de espacios degradados y el centro de Santander, que sea sostenible y que sirva para diseñar «el Santander que se quiere» y, así, «evitar políticas a trozos que a lo único a lo que llevan es a planificar a corto plazo».

De ese conjunto de medidas «posibles y realizables para hacer una ciudad más sana, sostenible y segura», Casares ha detallado numerosas encuadrándolas en cada uno los cinco puntos sobre los que se sustenta su programa.

Así, en cuanto a las medidas centradas en las personas, ha dicho que se ampliarán los servicios públicos y políticas sociales, se creará una Concejalía de mayores y se eliminarán copagos y tasas en ayuda a domicilio.

Para los barrios propone mejorar el Centro Cultural Fernando Ateca, proyectar un plan de viales en Monte, acondicionar el canal de Raos en Nueva Montaña o dar marcha atrás al proyecto hostelero previsto para la terraza del centro Doctor Madrazo, que a su juicio va a «incomodar la vida» de sus vecinos.

También quiere acabar el «paralizado» túnel de Tetuán o desarrollar en Barrio Camino una zona deportiva, así como otros «planes de legislatura» como desarrollar y regenerar el Cabildo de Arriba o un plan de recuperación urbana en la ladera sur y norte de General Dávila.

Entre otros servicios públicos, pondrá en marcha la policía de barrio e incrementará el número de personas que trabajan por una ciudad más segura; garantizará la limpieza y el buen servicio de basuras; terminará con vertederos incontrolados; y asegurará las condiciones laborales de los empleados municipales.

Se implantarán -ha dicho- además políticas que pongan a Santander «en el siglo XXI de la movilidad sostenible».

Con el fin de tener «una ciudad para vivir», Casares propone agilizar trámites y licencias; apostar por un parque público de vivienda de alquiler, especialmente para jóvenes; ampliar los horarios de actividades de centros públicos; y lograr que los edificios de la ciudad sean accesibles:

También se pretende ampliar zonas verdes y «tomarse en serio» la lucha contra el cambio climático, además de que las mascotas tengan sus espacios adaptados.

Por último, para disfrutar de Santander, ha apostado por llevar la cultura y el deporte «a todos los barrios» de la ciudad con un plan director que mejore las instalaciones deportivas, que se creen nuevos espacios como un centro de actividades náuticas en el Barrio Pesquero o se impulsen proyectos culturales estratégicos de la mano de otras instituciones.

Todo ello, ha apostillado, con el fin de lograr «una ciudad moderna, abierta, plural» y que no obligue a marcharse los jóvenes por falta de oportunidades.