Se queman unas naves cerradas de FEVE en Santander

Las naves están cerradas desde hace tiempo / Sane

El fuego ha provocado una densa humareda en la zona de La Marga

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

En torno a las doce y media de la mañana un intenso humo negro provocó la alarma entre los conductores que pasaban por La marga en Santander. Salía por las ventanas de una de las naves que FEVE tiene cerradas y sin uso en esa zona junto a las vías a la altura de la calzada. Poco después, una dotación de los Bomberos de Santander se desplazaba al lugar para atajar el fuego cuyas causas se están investigando, mientras la Policía Local cortaba el tráfico para facilitar el trabajo de los bomberos y evitar riesgo para los conductores. El 112 recibió una llamada de un conductor y movilizó a los Bomberos, la Policía Local, la Nacional y el 061, que tuvo que trasladar a Urgencias del Hospital Marqués de Valdecilla a un trabajado de 56 años, afectado por inhalación de humos.

Según ha explicado fuentes del Ayuntamiento de Santander, se trata de un fuego en una nave cerrada de FEVE, en la que había un trabajador que tuvo que ser atendido por inhalación de humos. Como medida de precaución se ha cortado durante un tiempo el tráfico ferroviario entre Santander y Guarnizo ya que los bomberos solicitaron un corte de la tensión eléctrica para poder trabajar con seguridad, ha explicado el Ayuntamiento.

La tarea de los bomberos se ha centrado en controlar el fuego y el humo y evitar que se extendiera a otro puntos. A las dos de la tarde el fuego se daba por sofocado, si bien los efectivos se mantenian en el lugar para controlar posibles puntos de calor.

Al parecer, y según los primeros indicios, las llamas se habrían originado en un generador. En un primer momento se descartó que pudiese haber heridos, ya que se trata de una nave abandonada, próxima al apeadero del Hospital Valdecilla, pero instantes después, un operario de Adif tuvo que ser atendido por el 061 y cuando a medida que el incendio fue cobrando fuerza y el humo era más denso, incluso algunos vecinos de la calle Jerónimo Sainz de la Maza, próxima al incendio, decidieron abandonar sus casas por decisión propia hasta que se hubo restablecido la total normalidad.

En total, el siniestro afectó a 18 servicios de tren, la mayoría de cercanías -trece-, pero también a cuatro de media distancia y uno de larga distancia, el que comunica la capital cántabra con Madrid

La compañía ha detallado que se trata de trece cercanías -once de ancho métrico y los dos restantes de ancho convencional, los de Renfe que comunican Santander con Reinosa-, a cuatro de media distancia -uno de ellos suprimido- y a uno más de larga distancia, el Alvia que comunica la ciudad capital cántabra con Madrid, que ha salido con 50 minutos de retraso. Por su parte, el que enlaza con Valladolid ha partido de la estación 65 minutos después de lo previsto.