Santander contará con una nueva gasolinera en el barrio de El Alisal

A la izquierda de la imagen, terreno donde se va a construir la nueva gasolinera de Santander./Celedonio Martínez
A la izquierda de la imagen, terreno donde se va a construir la nueva gasolinera de Santander. / Celedonio Martínez

La estación de servicio ocupará una parcela de casi tres mil metros cuadrados y se suma a las 22 que hay en la ciudad: la última en construirse fue la de la Avenida de los Castros

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

Entre rotondas, un centro comercial y un tanatorio, en medio de ese nudo de servicios y acceso a la autovía S-20 y la zona de San Román que es el extremo oeste del barrio de El Alisal, el consistorio santanderino ha proyectado la construcción de una nueva gasolinera. Se suma así a las 22 existentes en el núcleo urbano, sin embargo, en apenas un radio de acción de cinco kilómetros, las gasolineras disponibles suman 31. «Santander está sobredimensionada, hay que estudiar los datos, pero creo que no hay población para tanta estación de servicio», dice el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Cantabria, Jorge de Benito, que apunta a que la disposición de las estaciones se sitúa cada vez más en al periferia y abandona el centro. La última en abrir en Santander fue la de la Avenida de los Castros, pero la que está proyectada en El Alisal es mucho más grande: el proyecto planteado se desarrolla en una parcela de 2.985 metros cuadrados, la que se encuentra en la confluencia de la avenida de Julio Jaurena y la calle República Checa, y que, de acuerdo a la normativa urbanística, admite este tipo de usos, sin perjuicio de que sus promotores tengan que acreditar el cumplimiento del resto de requerimientos legales establecidos.

Estos requerimientos son licencias que precisan un informe de la Comisión regional de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, y otro informe por tratarse de una instalación industrial. Una vez emitidos, comenzará la construcción de la nueva gasolinera. «La normativa ITC 04 que hay para construir estaciones de servicio da todas las medidas necesarias para que la actividad se pueda desarrollar en condiciones de seguridad a pesar de ser peligrosa», dice De Benito.

Estudios y permisos

Para la ejecución del proyecto en primer lugar ha sido necesaria la aprobación de un estudio de detalle con el fin de definir los parámetros de posición y condiciones de volumen de la gasolinera. Dicho estudio de detalle fue aprobado definitivamente por el pleno del Ayuntamiento de Santander el pasado 31 de mayo de 2018. Una vez adoptado ese acuerdo, con fecha 21 de junio se han presentado en el Ayuntamiento los proyectos para la tramitación de licencia de obra y de actividad para dicha instalación.

La instalación sirve para reforzar el frente comercial y de servicios generado en la avenida de Julio Jaurena, además de ubicarse en uno de los ramales de acceso a la autovía. En su interior, la estación de servicio estará dotada de 23 plazas de aparcamiento para los vehículos. Además, la gasolinera proyectada estará formada por cinco surtidores dobles de combustible con cuatro productos cada uno.

La integración paisajística de la instalación se realizará mediante una zona ajardinada de más de 700 metros cuadrados de superficie y con más de nueve metros de anchura situada de forma paralela a la avenida de Julio Jaurena. Esta zona queda unida a un espacio libre público de similar anchura y también paralelo a la avenida Julio Jaurena y anexo a ésta, creando en total un corredor verde de 1.200 metros de superficie. El espacio libre estará ajardinado con césped y con macizos de distintas especies arbóreas y arbustivas.

La implantación de la gasolinera supone, según el consistorio, una inversión de 702.500 euros.

 

Fotos

Vídeos