Dentro de un circo único

Raúl Alegría dirige el espectáculo ‘Galácticos’ hasta el 9 de agosto en el Parque de Mesones

Dentro de un circo único
JAVIER SÁNCHEZ BECERRILsantander

El Circo Quimera ha hechizado a la ciudad de Santander con su espectáculo. Galácticos ha salido de los convencionalismos que siempre han rodeado al circo y los tigres, aros con fuego, cuerdas, equilibristas..., se han visto desplazados hacia un nuevo concepto de circo. El director cántabro ha redefinido la fórmula del circo con contorsionistas, dibujos de arena, luces led y bailes con cócteles. El público santanderino ya disfruta del espectáculo desde el pasado 18 de julio y hasta el 9 de agosto. Durante dos horas los artistas muestran al público sus números perfectos. Los fallos se corrigieron en los días previos al estreno en maratonianos ensayos.

ver más

Quedan pocos minutos para que los protagonistas de Galácticos vuelvan a escena. En la trastienda del circo se encuentran todos los artistas puliendo los últimos detalles de sus números. Entre bastidores los Caneca calientan antes de salir. Estos dos payasos se definen como «dos personajes callejeros un poco basurillas. Tenemos cinco salidas a lo largo del espectáculo y todas son diferentes. La improvisación es fundamental». Junto a ellos van y vienen artistas llegados desde EE UU, Rusia, Ucrania, República Checa, Portugal e Irlanda. Los checos Pyroterra se desprenden de su armadura luminosa tras el telón. «Entrenamos todos los días. Nuestro show dura once minutos y es una combinación de las futuras tecnologías. Sincronizamos acrobacias, música y coreografías».

Talento

Los artistas se reparten el camerino y el césped para descansar, entrenar, guardar el material, cambiar de vestuario e incluso ensayar. Como es el caso del malabarista ruso Alekxander. El barman fue finalista en la edición ucraniana de Got Talent, donde dejó impresionado a medio mundo.

Así lo acreditan los 3,8 millones de visitas que tiene su vídeo en Youtube. Pero, en esta ocasión, la botella acabó en el suelo, algo normal si tenemos en cuenta que «nunca paro de entrenar». Con el suelo lleno de casquillos y ante el peligro de cortarse, los artistas se agolpan en el césped.

Aquí las acróbatas Torime ensayan su coreografía. El sol aprieta, pero como decía Freddie Mercury El show debe continuar. Estas tres artistas ucranianas llevan desde los quince años superponiéndose las unas a las otras. «Entrenamos todos los días. Tenemos que estar en forma». Cuando el tiempo apremia y el público hace acto de presencia, entre bambalinas se crea el caos. Mientras unos salen y otros entran, Granadeiros se dirige al escenario con su rueda de la muerte. Se trata de un péndulo de ocho metros con dos ruedas en sus extremos en las que Nuno y Pedro ruedan sin perder la concentración un instante:«Estamos a ocho metros de altura».

Aunque el riesgo no viene solo de dentro. «Hay quien adora el número, te da ánimos y aplaude, pero hay quien lo pasa mal porque piensa que nos estamos jugando la vida y grita. Nosotros permanecemos ajenos porque estamos concentrados, pero sí que hay peligros. Cuando alguien se levanta de su asiento y su sombra se cuela en el escenario nos desconcentra porque no sabemos si esa persona está dentro o no del escenario y si puede tocar la rueda», reconocen.

Entre los Galácticos está su sobrina Kourtney, que viene desde Inglaterra para ofrecer al público su espectáculo de contorsionismo. En su número ella está en una bola colgada a ocho metros de altura y con dos metros de diámetro. «Es un número complicado en el que he trabajado durante dos años. Ese punto de miedo no se pierde, aunque hace que tengas confianza y respeto por él», señala.

Homenaje

El Circo Quimera ha recibido este martes al mejor payaso del mundo, David Larible. Con una apretada agenda, el payaso actúa en Santander movido por su admiración a los hermanos Tonetti. Sus hijos David y Shirley forman parte de Galácticos desde el primer día.

 

Fotos

Vídeos