Ponte el pañuelo y sal a casetear

Así de animadas estaban las casetas de la Plaza de las Farolas este viernes al mediodía./
Así de animadas estaban las casetas de la Plaza de las Farolas este viernes al mediodía.

En 56 casetas salpicadas por siete zonas de Santander no cesarán de despacharse cañas, vinos, refrescos y pinchos de feria variados, para abrir boca

MARÍA DE LAS CUEVASSantander

Durante esta semana festiva nos veremos en los bares, seguro, pero también coincidiremos en las casetas de la Feria de Día. Casetear se convierte en estas fechas en una de las principales atracciones para los santaderinos, que se reencuentran en las plazas y avenidas de la ciudad en torno a los pinchos. Hay un día para casetear con los del trabajo, otro día para hacerlo con la cuadrilla del colegio, con los del equipo de fútbol, los del gimnasio o los de la playa. El caso es verse, ponerse al día, encontrarse con muchas caras que hacía tiempo no veías y tomar un rico pincho y una bebida por 2,50 euros. De fondo habrá música en directo que sorprenderá en distintos rincones.

búscate

Horario
En esta novena edición, el horario del cierre de casetas se alargará media hora, hasta la una y media de la madrugada los viernes, sábados y domingos y el miércoles, 29 de julio, previo al día festivo. El resto de jornadas, las casetas permanecerán abiertas ininterrumpidamente entre las 12.00 y las 00.30 horas hasta el 31 de julio.

¿Cuál es tu zona? Este año repiten casi todas las casetas de la pasada edición salvo una. Un total de 56 están repartidas por la ciudad, en plazas y avenidas. Entre las novedades, cabe citar que algunos hosteleros han instalado una pequeña carpa para atender a sus clientes incluso en caso de lluvia, así que esta vez no hay excusa para perderse ni un día de casetas.

La ruta para casetear da de sí por todo Santander. Incluso puedes elegir zona para cada día de la semana. Son siete recorridos donde no cesarán de despacharse cañas, vinos, refrescos y pinchos de feria variados, para abrir boca. Para los que recorrerán todas, este es el itinerario: zona 1, Plaza del Ayuntamiento; zona 2, Alameda; zona 3, Plaza Pombo; zona 4, Plaza del Cuadro; zona 5, Plaza Alfonso XIII; zona 6, Puertochico; y zona 7, Mesones.

La más poblada es la del Parque de Mesones, donde se aglutinan doce casetas (las ferias y el circo están al lado), y las dos zonas favoritas de los hosteleros para instalarse, por su alta demanda y consumo, son la Plaza del Cuadro y la Plaza Pombo. En la primera plazuela solo se instalan cuatro casetas y, sin embargo, quizás por su tamaño, se genera un buen ambiente con trasiego continuo de consumidores a todas horas. La Plaza Pombo es la segunda zona con mayor número de casetas, con once y a su éxito contribuyen los conciertos que amenizan desde el popular templete.

¿Qué pincho pedimos?

Si lees esto con el estómago vacío corres riego de desfallecer entre las suculentas propuestas que salpican cada rincón de la capital cántabra inundada de fiesta. El sabor asturiano lo encontrarás en la zona de la Alameda, con los pinchos de cachopo relleno que prepara el Centro Asturiano en Cantabria y la sidrería El Cachopo, de champiñones rellenos; si lo tuyo es el sabor gallego, habrá pulpo de feria en la caseta del Rincón del Vino en la Plaza del Ayuntamiento y lacón al pimentón de la Casa de Galicia, en la Plaza Pombo; una tapa más marinera con sabor a la tierruca la tenemos en el arroz que prepara El Muelle, del Barrio Pesquero, también en Pombo.

La tortilla del Manila la puedes tomar recién hecha en la plaza Alfonso XIII y, en este mismo punto de encuentro, será mejor hacer hueco para el bocado crujiente de las carrilleras con setas que sirve Nuevo Mediavía. La hamburguesa del Quebec la encontrarás en la plaza del Ayuntamiento y, allí mismo, otra burguer de carne de venado, especialidad del bar La Chirigota. Y son solo algunos ejemplos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos