Los vecinos dan un aprobado raspado al servicio de limpieza de Santander

Servicio de limpieza urbana, en la Avenida del Faro, Santander./Roberto Ruiz
Servicio de limpieza urbana, en la Avenida del Faro, Santander. / Roberto Ruiz

Una encuesta de la OCU revela que los ciudadanos valoran con 54 puntos sobre 100 su grado de satisfacción con el servicio urbano

MARÍA DE LAS CUEVAS SANTANDER.

Santander obtiene un aprobado raspado en el grado de satisfacción de sus vecinos respecto a los niveles de limpieza de la ciudad. La encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha medido lo que piensan los habitantes de 60 ciudades españolas y, para la capital cántabra, refleja una valoración de 54 puntos sobre 100 a servicio urbano, con lo que pierde un punto respecto al estudio anterior realizado en 2015. El muestreo es de 5.260 ciudadanos en cada capital de provincia.

Con este resultado Santander se coloca en el puesto 24, situándose entre los puestos intermedios, bajo el epígrafe de 'Limpieza media' junto a 17 ciudades más. La encuesta tiene otros dos epígrafes: 'Ciudades mejor puntuadas' que encabeza Oviedo (79 puntos), seguida de Bilbao (77) y Vigo (76). En el bloque de 'Peor limpieza urbana' destaca Jaén (31), Alicante (34), y Alcalá de Henares (36). La encuesta se realiza desde 2000 y se basa en seis criterios para medir el nivel de satisfacción: la limpieza de calles y aceras, el estado de parques y jardines, los excrementos de perros, el entorno de los contenedores, la contaminación y la limpieza en los barrios de la periferia. El estudio ha tenido en cuenta aspectos como el tipo de gestión, el presupuesto por habitante y los recursos empleados.

Los vecinos de Santander solo dieron 'aprobado' a dos de los campos objeto de análisis. Estos fueron los parques y jardines, que obtienen una valoración notablemente positiva (66 puntos); y a los niveles de contaminación, que obtienen la mejor nota (71). Respecto a la limpieza de calles y aceras, los ciudadanos se limitan a dar un aprobado por los pelos (54 puntos).

Las mayores críticas son por excrementos de perros y mala gestión de los contenedores

En cambio, se declaran no satisfechos respecto a los excrementos caninos que se dejan en las aceras o zonas verdes, que es a lo que dan la peor puntuación (40), seguido del entorno de las zonas de contenedores, que también suspenden (44), y las zonas alejadas del centro que no llegan al mínimo aceptable en criterios de limpieza (47).

Según la OCU, los cuatro factores «que indican especialmente» la suciedad urbana son por orden de importancia: los excrementos caninos, las pintadas, la ausencia de contenedores (que, mal gestionados, se convierten en un foco de suciedad) y la existencia de puntos negros.

Las pintadas son, a juicio de los encuestados, el segundo elemento más negativo de la limpieza urbana y en muchas de las ciudades incluidas en el ranking, «las pintadas van a más en los últimos cuatro años».

En el caso de Oviedo, obtuvo muy buena nota la gestión del área de contenedores, «y todo indica a que se debe a su peculiar sistema de recogida de residuos, donde prima un tipo de recogida privada por edificios, en vez de colocar contenedores en las aceras», según analiza la OCU. Otras de las quejas más frecuentes son el botellón y los mercadillos, que se organizan casi siempre en la periferia.

«La limpieza va a peor»

Entre las conclusiones de este estudio destaca que la situación en el conjunto del país ha empeorado en los últimos cuatro años, ya que 39 de las 60 ciudades han sido en esta ocasión peor valoradas que en 2015. Guadalajara, Ávila y La Coruña han caído estrepitosamente en la satisfacción de sus ciudadanos con la limpieza. 18 ciudades han mejorado la puntuación de hace cuatro años: Huesca, Castellón, Zamora, Logroño y Valencia han mejorado mucho.

Barcelona aprueba por la mínima, aunque ha perdido ocho puntos respecto a 2015. Madrid obtiene un suspenso (39), aunque ha mejorado levemente en comparación con el estudio anterior. En la comparación desde el primer estudio, hace 25 años, Santander ha caído dos puntos. Bilbao es la ciudad que más ha mejorado, con Pontevedra y Vigo. La Coruña, Palma de Mallorca y Tarragona las más negativas, con caídas de 19 puntos.