Vecinos y turistas conviven con las obras este verano en Santander