El Papa abre la puerta a que los curas se puedan casar

El Papa Francisco. /
El Papa Francisco.

Francisco recuerda que el celibato no es un "dogma de fe" en la Iglesia Católica, que hay sacerdotes casados en los ritos orientales y que se puede hablar del tema

EFECIUDAD DEL VATICANO

El Papa Francisco ha recordado que el celibato no es un "dogma de fe" en la Iglesia Católica, que hay sacerdotes casados en los ritos orientales y que "la puerta está siempre abierta" a tratar el tema.

Más noticias

Sin embargo, el Pontífice ha aclarado que "en este momento hay otros temas sobre el tapete" según la agencia italiana Ansa, que ha recogido las declaraciones del Papa a la prensa en su vuelo de regreso a Roma desde Israel. "El celibato no es un dogma de fe, es una regla de vida, que yo aprecio mucho y creo que es un regalo para la Iglesia", ha considerado el Papa argentino.

El pronunciamiento de Francisco se conoce días después de que se conociera que un grupo de 26 mujeres le escribió una carta para solicitarle una revisión de la disciplina del celibato, ya que han vivido o viven una relación sentimental con un sacerdote y querrían hacerlo sin ocultarse. La Santa Sede no había hecho hasta hoy comentario alguno sobre esa misiva.

En ella, las que se dirigían al Papa decían ser "un grupo de mujeres que escribe para romper el muro del silencio y de la indiferencia con el que nos topamos cada día. Cada una de nosotras mantiene, ha mantenido o querría mantener una relación sentimental con un sacerdote".

En la Iglesia Católica de rito latino, el celibato eclesiástico, es decir, la renuncia al matrimonio y la promesa de castidad, es obligatorio para los sacerdotes desde el II Concilio de Letrán, en 1139. No lo es, por el contrario, en las iglesias católicas de rito oriental

El predecesor del Papa Francisco, el Papa emérito Benedicto XVI, se mostró tajante sobre el papel del celibato en la Iglesia romana. Ratzinger, de quien se sabe que en su juventud tuvo dudas sobre esta disciplina, llegó a defender el "valor sagrado" del celibato, aunque reconoció que no se trataba de "un dogma".

Abusos a menores

Por otro lado, el Papa Francisco ha asegurado que no tolerará los abusos a menores por parte de religiosos, que se investiga actualmente a tres obispos por esa causa y "se está estudiando la pena" a aplicar a uno de ellos.

Un sacerdote que comete ese tipo de actos "traiciona el cuerpo del Señor, como en la misa negra", ha señalado, según la agencia italiana Ansa, el Pontífice, quien ha anunciado que la semana próxima celebrará una misa en el Vaticano con la asistencia de ocho víctimas de pederastia.

"Sobre esto tiene que haber tolerancia cero", ha afirmado el Papa argentino a los periodistas durante el vuelo que le ha devuelto a Roma desde Tierra Santa, donde realizó una visita oficial de tres días.

"No hay privilegios en este tema de los menores", ha recalcado el Papa, quien el pasado mes de abril pidió perdón por primera vez en nombre de la Iglesia Católica por los casos de religiosos involucrados en abusos sobre menores.

Las palabras del Papa se conocen a la semana siguiente de que Naciones Unidas considerara que el Vaticano ha violado la Convención contra la Tortura en los casos en los que podía haber impedido abusos sexuales y no lo hizo, o en las ocasiones en que ni investigó ni denunció los hechos delictivos.