Nuevos mensajes de socorro en etiquetas de Primark

Rebecca Jones mostrando la etiqueta de su vestido. / TWITTER. /
Rebecca Jones mostrando la etiqueta de su vestido. / TWITTER.

Ya son tres las clientas de la cadena irlandesa que han descubierto en la etiqueta de sus prendas recién compradas una denuncia a las condiciones laborales de los trabajadores textiles

ELCOMERCIO.COM

Los mensajes misteriosos de socorro en prendas baratas se multimplican y están haciendo que la cadena irlandesa de ropa barata Primark afronte una difícil semana para su imagen pública. El lunes saltaba la noticia de que una joven galesa, Rebecca Galagher, había encontrado un mensaje de denuncia en un vestido que había comprado en la tienda. El texto bordado rezaba: obligados a trabajar horas agotadoras.

La compañía se apresuró en decir que no tienen conocimiento de que sus productos se elaboren bajo condiciones de explotación. Pasado el revuelo inicial y sin que todavía se pueda confirmar si dichas llamadas de auxilio son reales o responden a una campaña de protesta, otras dos clientas se han encontrado con mensajes similares en las etiquetas de sus prendas. La primera de ellas fue Rebecca Jones, quien subió a Twitter una foto de una etiqueta que había comprado en Gales en 2013 en la que se podía leer Degradantes condiciones en fábrica explotadora. Además, otra mujer inglesa ha encontrado un mensaje similar en un vestido adquirido recientemente en la cadena de moda.

La compañía, que a través de su propia página web ha hecho gala siempre de promover el comercio ético, han vuelto a dar las mismas explicaciones, al tiempo que solicitaban a sus clientas que les hiciesen llegar las prendas: "Estaríamos muy agradecidos de que esta clienta nos enviase el vestido, así podríamos investigar cómo esa etiqueta acabó allí y si hay más problemas que debemos estudiar".