Diez lectores de EL DIARIO se llevan las primeras bicicletas

Los afortunados, con sus familiares y acompañantes, en el momento de                        recoger las bicis en las instalaciones de Forum Sport en El Alisal, en Santander. /
Los afortunados, con sus familiares y acompañantes, en el momento de recoger las bicis en las instalaciones de Forum Sport en El Alisal, en Santander.

El periódico, junto con Forum Sport, sortearán entre agosto y septiembre un total de 60 bicis DTB Tracker 8.0

JOSÉ LUIS PÉREZ SANTANDER.

Eligieron su talla de bici, recogieron la garantía de dos años, posaron en la foto que ilustra esta información y se marcharon felices a sus casas con una flamante mountain bike del modelo DTB Tracker 8.0. La escena tuvo lugar el pasado jueves por la tarde en las instalaciones de Forum Sport en El Alisal (Santander), donde una decena de lectores de EL DIARIO MONTAÑÉS estaban citados para recoger el premio de la última promoción que ha puesto en marcha este periódico en colaboración con la firma Forum Sport.

El pasado año se sortearon 40 bicicletas, también por estas fechas. En esta ocasión, los responsables de promociones de EL DIARIO han querido ir más lejos para premiar la fidelidad de los lectores; y finalmente, serán 60 bicis mountain bikes que proporciona Forum Sport y que, como comenta el coordinador del centro del Alisal, Federico Vuelta, «es un modelo reciente, novedad en 2014, que está muy bien por su relación calidad-precio. Cuenta con 21 velocidades gracias al cambio Shimano, y con con un cuadro de aluminio hidroformado. Y como novedad, que no consta en las bases porque hemos decidido mejorarlo en el último momento, estas bicis cuentan con frenos de disco».

Ilusión de peques y mayores

Al acto de entrega asistieron Jesús Beamonte, director de Comunicación y Publicidad de Forum Sport; el citado Federico Vuelta, coordinador de Forum Sport El Alisal; y Ángel Quintos, por EL DIARIO MONTAÑÉS como responsable de promociones.

No faltaron en el acto, acompañado a sus padres o abuelo, niños llenos de ilusión por el regalo, aunque en la mayoría de los casos este no fuese para ellos porque se trata de bicis para adultos en tres tallas distintas. No obstante, Javier, sí que salió en bici de la tienda. Acudió junto con su madre, África González, y con su hermano, Daniel, no muy convencido de que él ahora tendrá que conformarse con la bici de su hermano mayor al quedarse este con la nueva.

Francisco Becerra, de Astillero, reconocía que «juego todos los días y por primera vez me toca algo» y tenía claro que «la bici será de momento para mí, porque ando mucho en ella».

Susana Calvo llegó desde Santoña, donde la esperan las cuestas del Monte Buciero, ya que «la bici me ha tocado a mí y por tanto será para mí». Acostumbrada a hacer spinning en el gimnasio, ahora tendrá la posibilidad de demostrar su resistencia en pistas.

Policarpo Crespo, taxista de Renedo de Piélagos, recibió la bici con sorpresa y emoción, al tiempo que confesaba que «la voy a utilizar seguro, porque el médico insiste que tengo que andar y moverme un poco».

A Elizabet González, de Escobedo de Camargo, la noticia «me pilló de sorpresa, porque estaba trabajando cuando me llamaron», y la alegría es doble «porque en casa todos tienen bici menos yo». Acompañada de la pequeña Lissete, esta no dudaba en comentar que «me gusta el color» al tiempo que confiaba en poder montar «cuando sea mayor».

Para preparar el Mundial

Quizá uno de los afortunados que más partido va a sacar a la bici a corto plazo va a ser Álvaro del Arco, regatista de Bezana que está en plena fase de preparación del Mundial de Vela de Santander, donde competirá en 49er. «Me viene muy bien para la preparación aeróbica, esto es mejor que el gimnasio. Además, no tenía bici por lo que me viene muy bien y en un momento adecuado».

Pedro Sainz Rozas, de Santander, está acostumbrado a salir en bici y a hacer rutas «de unos 50 kilómetros, no llego a El Soplao». Como tiene ya bici, sobre la marcha pensó en que esta DTB Tracker 8.0. pueda ser para su hermana.

Yoanna Ibáñez, de Cabezón de la Sal, a quien acompañaban sus padres, bromeaba que «ahora puedo preparar El Soplao del año que viene».

José Antonio Jiménez, de Santander, trajo al sobrino «para que si la bici no me cabe en el coche la pueda bajar él rodando hasta la zona de Cuatro Caminos».

Finalmente, Agustín Salmón, de Cacicedo, reconocía que «me he quedado bastante flasheado cuando me llamaron, no tenía claro que fuese verdad». Cree que la bici «quizá sea para mi mujer; yo tengo bici y cuando salgo lo hago por Parayas ya que me da respeto salir a la carretera».