La lamentable reacción de una familia cuando su hijo confiesa que es gay

Daniel Ashley Pierce decidió grabar la situación "por si pasaba algo". Y así fue. Su padre, su madrastra y su abuela le rechazan, le invitan a irse de casa e incluso llegan a las manos

Ni siquiera debería ser noticia, pero en ocasiones, la historias ganan protagonismo con el objetivo de demostrar al mundo cómo no deberían comportarse las personas. Es el caso de este vídeo, que se ha convertido en un fenómeno viral en la red, con más de cinco millones de visitas. En él aparece Daniel Ashley Pierce, estadounidense de 20 años, el día que confesó a su familia que era homosexual. La reacción: lamentable, llena de intolerancia y carente de respeto.

El joven había hecho pública su homosexualidad hacía meses y su entorno familia no había comentado nada al respecto, por lo que decidió comunicarles en persona su condición. Asegura que lo grabó todo "por si pasaba algo". Y así fue.

En el vídeo se ve cómo su padre, su madastra y sus abuelos no aceptan lo que les está contando y tachan la sexualidad de "opción". "Trae todo el material científico que desees. Yo estoy con la palabra de Dios", dice la abuela, mientras le invita a irse de casa. En este punto Daniel le pregunta a su madrastra si puede quedarse, pero ésta corrobora que tiene que irse: "Estás lleno de mierda".

Junto a la publicación el vídeo, Daniel escribió en Facebook cómo se sentía: "Menudo día. Pensé que despertar a las 9:48 y llegar 15 minutos tarde al trabajo iba a ser el mayor problema, pero no sabía que iba a acabar desheredado y expulsado de la que ha sido mi casa durante 20 años. Para colmo de males, mi madrastra me dio puñetazos en la cara mientras mi abuela animaba. Todavía estoy en estado de shock, incrédulo".