Hallan el cadáver de un hombre en la tumba de una 'niña robada'

El enterrador y el forense, durante la exhumación./LP
El enterrador y el forense, durante la exhumación. / LP

La menor de dos meses supuestamente recibió sepultura en un nicho de la localidad valenciana de Venta del Moro, pero su hermano sólo halló los restos momificados de un adulto

A. CHECAValencia

Venta del Moro, Valencia. 1951. Una bebé de dos meses de vida es dada por muerta. No hay constancia de certificado alguno de defunción. Su pequeño cuerpo es enterrado en el cementerio del pequeño municipio valenciano. Así consta en el Registro Civil. Pero la tumba que supuestamente albergaba los restos de la niña, tenía sólo el cuerpo de un hombre de elevada edad y fallecido antes de la fecha de la supuesta muerte de la menor. Y el letrado Enrique Vila se pregunta: «¿Dónde está?».

El abogado y presidente de SOS Bebés Robados es el denunciante de un nuevo caso envuelto en la oscuridad. La exhumación de la tumba en el humilde cementerio de Venta del Moro se produjo el pasado lunes. Fue la desesperada decisión tomada por uno de los hermanos de la menor. El familiar aprobó la maniobra de desenterramiento ante sus sospechas de que se trataba de «una muerte fingida», detalla Vila. Al camposanto acudieron un forense y el propio enterrador.

La tumba objeto de la inspección es la única que posee la familia en Venta del Moro. La madre de la pequeña, que sufre alzhéimer, ninguna luz puede arrojar hoy sobre el tema. En el lugar que debía ocupar la lápida de la tumba, únicamente tapada con cemento, dos iniciales marcadas: J. G., justo las de la identidad de la menor. Pero dentro, «al exhumar, sólo una caja con un adulto momificado, sin rastro alguno del bebé», lamenta el abogado. El forense certificó la fecha de su muerte hace «70 u 80 años, antes que cuando pereció supuestamente la menor», añade Vila. La familia proseguirá ahora la investigación con vecinos y familiares. En el horizonte, una posible denuncia a la fiscalía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos