Al menos seis sabotajes en menos de 15 días en la línea del tren Badajoz-Madrid

Trozo de carril, un 'cupón', de un metro de longitud que provocó el descarrilamiento del tren en Torrijos./R.C.
Trozo de carril, un 'cupón', de un metro de longitud que provocó el descarrilamiento del tren en Torrijos. / R.C.

Tras el descarrilamiento de ayer en Torrijos en la provincia de Toledo, la delegada del Gobierno en Extremadura Yolanda García Seco desvela que la región ha sufrido cuatro obstrucciones de vías más

J. LÓPEZ-LAGO

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha indicado este martes por la mañana que el descarrilamiento en la localidad toledana de Torrijos está en fase de investigación por la Guardia Civil, pero todo apunta a un sabotaje. La delegada se basa, en parte, en que no ha sido la primera vez que un tren relacionado con la línea Badajoz-Madrid sufre una incidencia de este tipo. García Seco ha desvelado que, en este 2019, el de este lunes de Torrijos es el sexto de lo que pudiera ser una serie de intentos de sabotajes.

Así, según la delegada en los pasados días 2, 3, 4 y 8 de enero diferentes trenes que circulaban por Extremadura han encontrado obstáculos en la vía colocados de manera intencionada.

Este martes ya informó de un neumático ardiendo entre Villanueva de la Serena y Don Benito que obligó a que el maquinista detuviera el convoy para poder proseguir su camino. Además, hubo otro en el que alguna persona o personas utilizaron una rueda para intentar detener la marcha del tren. En los otros dos casos se utilizaron tablones. Todos estas inciencias se dieron en el entorno de Aldea del Cano en la provincia de Cáceres y Villanueva de la Serena en la provincia pacense. También ha desvelado este martes Adif que ya presentó una denuncia el pasado 7 de enero al detectar la presencia de una traviesa de madera y objetos metálicos en la caja de la vía en las proximidades de la estación de Torrijos.

La diferencia de estos cinco primeros casos con el de este lunes de la localidad toledana es que el último provocó un descarrilamiento poniendo en riesgo las vida de los viajeros al utilizar un trozo de carril, un 'cupón', de un metro de longitud. Adif ha informado que el suceso puso en grave riesgo a los pasajeros ya que en el momento del descarrilamiento el tren circulaba a aproximadamente 150 kilómetros por hora.

Por todo esto, Yolanda García Seco hace un llamamiento a la calma, comprende la indignación de los usuarios del ferrocarril y de la sociedad extremeña en general y ha recordado este martes por la mañana a este diario que el Gobierno que ella representa está firmemente comprometido con ejecutar todas las inversiones previstas en materia ferroviaria de Extremadura dentro de los plazos anunciados.

 

Fotos

Vídeos