Desmantelan una red que traficaba con animales en peligro de extinción

Parte de los animales disecados intervenidos por la Guardia Civil, en Alicante./AFP
Parte de los animales disecados intervenidos por la Guardia Civil, en Alicante. / AFP

Entre los 200 ejemplares disecados e incautados por la Guardia Civil en Alicante hay tigres, rinocerontes, leones e hipotótamos.

A. T.Madrid

 La Guardia Civil ha desmantelado una red que traficaba con animales en peligro de extinción procedentes de la propia península ibérica, pero sobre todo de la caza furtiva en África y Asia. La operación ha permitido recuperar más 200 ejemplares disecados y almacenados en una nave industrial de Alicante y en un taller de taxidermia ilegal ubicado en un chalé de la cercana Mutxamiel. Como consecuencia de la redada, que forma parte del Plan de Acción Español de Lucha contra el Tráfico de Especies Silvestres, los agentes llevaron ante el juez a seis personas, investigadas por tráfico y comercialización de especies protegidas (delito contra la fauna y la flora).

La operación se inició en mayo de 2018, cuando la Guardia Civil detectó una gran cantidad de anuncios de internet que ofertaban animales con alto nivel de proteción y cuya caza y tráfico están vedados.

Los agentes se hicieron pasar por compradores y la negociación les llevó hasta un polígono industrial de Alicante donde un constructor almacenaba animales en peligro de extinción disecados, entre los que que había tigres de Bengala, elefantes y leones africanos, hipopótamos, rinocerontes blancos, jirafas, cocodrilos, o antílopes. Estaba asociado con un taxidermista que ejercía en Mutxamiel sin licencia y arrojaba los residuos orgánicos de los animales al alcantarillado.

España es una de las entradas internacionales del tráfico ilegal de especies protegidas, que mueve unos 80.000 millones de euros anuales y que es la cuarta mayor actividad criminal, tras el tráfico de drogas y seres humanos y las falsificaciones.