Una joven de 24 años pierde la pensión alimenticia que le pagaba su padre por vaga

La Audiencia Provincial de Albacete considera que la chica no está interesada en independizarse

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

 Tiene 24 años y ha repetido durante tres años el segundo curso de Bachillerato. De hecho, el segundo año fue dada de baja en su centro educativo por no asistir a las clases. Además, en los tres últimos años sólo ha trabajado como cotizados 88 días. Datos que han servido a la Audiencia Provincial de Albacete para retirar la pensión alimenticia de 600 euros mensuales que esta joven recibía de su padre tras el divorcio de sus progenitores. En un plazo de seis meses la joven no verá un solo euro de su padre, según la resolución judicial, y tendrá que buscar otras vías para financiar sus gastos.

El padre, harto de que su hija «nini» se hubiese acostumbrado a vivir de la pensión alimenticia sin dar un palo al agua ni independizarse económicamente, decidió llevar el asunto a los tribunales. En un principio, el Juzgado de Instrucción número 6 de Albacete –especializado en asuntos de familia- dictó el pasado mes de julio sentencia contra él favoreciendo a los intereses de la chica. El padre, lejos de amilanarse, recurrió ante la Audiencia de Albacete que ahora le ha dado la razón.

«La Audiencia Provincial entiende que la situación la provocaba ella porque ante la tesitura de disponer de 600 euros sin trabajar o bien trabajar y perderlos parece que la situación iba a perpetuarse en el tiempo», explica Segundo Dehesa, abogado que ha representado al padre. En la sentencia, la Justicia considera que la joven estaba haciendo un «nulo aprovechamiento de los estudios», algo que puede sentar precedentes en resoluciones judiciales de otros juzgados con asuntos parecidos. «En esta misma situación puede haber muchas familias y este tipo de sentencias demuestran que no todo vale», sostiene el letrado, para quien esta decisión judicial «será buena tanto para la hija como para el padre».

 

 

 

 

Fotos

Vídeos