«La homeopatía no cura nada»

Defensores y detractores de las terapias homeopáticas exponen su posición respecto a este tipo de tratamientos

DM

Están en las farmacias, parecen medicamentos convencionales, pero no lo son. «La homeopatía, no nos equivoquemos, es una pseudoterapia 100%, sin la mínima duda. La homeopatía es nada menos que agua con azúcar. La homeopatía no cura nada«, explica Margarita del Val, doctora en químicas y vocal de la Confederación de Sociedades Científicas de España.

«No es agua con azúcar», se intenta defender Alberto Sacristán, presidente de la Asamblea Nacional de Homeopatía. «Es un excipiente con un medicamento homeopático a la dilución según las farmacopeas europeas». Aunque tan diluido que no pasaría, dicen los críticos, del efecto placebo.

«No hay principios activos que puedan tener efecto terapeútico», indica Elena Campos, investigadora del CSIC y presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas. «Los productos homeopáticos que, en su momento, se llegaron a autorizar para su venta aquí en España eran precisamente sin indicación terapeútica aprobada».

Lo peor, que pacientes abandonan su terapia, incluso para tratar tumores. «En ningún momento puede considerarse una alternativa para el tratamiento del cáncer», comenta María Sereno, oncóloga médica. «Una alternativa a los tratamientos convencionales como puede ser la quimioterapia, la radioteria, las terapias dirigidas o los nuevos tratamientos de inmunoterapia».

Pero los médicos homeópatas afirman que no quitan el tratamiento oncológico de ningún paciente que quiera recibir ese tratamiento, sino que añaden la homeopatía como soporte para los efectos adversos. «Esto pide que sea más fuerte todavía el control de este tipo de médicos, porque realmente este tipo de médicos, a sabiendas de que es una pseudoterapia que no funciona, sin embargo, la están utilizando», responde rotunda Margarita del Val.

El Ministerio ha empezado a dar pasos y afirma que ha encontrado la predisposición de la Unión Europea. En lo que sí coinciden todos, incluidas las asociaciones homeopáticas, que sólo los médicos colegiados pueden tratar a un paciente. «Yo soy médico de familia», cuenta Alberto Sacristán. «Yo trato a mi hijo que tiene 2 años; a mi padre, que tiene 70, les trato con homeopatía». Que nadie se deje llevar por un intruso por muy blanca que sea la bata.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos