La DGT quiere quitar seis puntos por utilizar el móvil al volante

Pere Navarro, director general de Tráfico./EFE
Pere Navarro, director general de Tráfico. / EFE

Pere Navarro apuesta por aumentar el número de agentes de Tráfico en las carreteras, «porque a más policías, menos accidentes»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La primera advertencia fue lanzada cuando el mes de julio apuraba sus últimos días, antes de comenzar uno de los trasiegos en las carreteras más importantes del año. El máximo responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, señaló que era necesario repensar las sanciones que los conductores recibían por hacer un uso indebido del móvil al volante. Una de sus «obsesiones» era el WhatsApp y la 'necesidad' que muchos conductores tienen de ver inmediatamente el último mensaje que han recibido. Entonces, hace ya tres meses, Navarro indicó que la horquilla que manejaba era la retirada entre cuatro y seis puntos. Este jueves, el director de la DGT se inclinó por la sanción más dura: retirada de seis puntos en el carnet. «Algo hay que hacer», indicó en una entrevista a Efe en la que reiteró su preocupación por el aumento de las distracciones al volante, que son la primera causa de mortalidad junto al consumo de alcohol y drogas.

Navarro quiere que esta propuesta esté consensuada con el resto de las fuerzas políticas, aunque no descartó que la propuesta se quede en una retirada de cuatro puntos. Si se acuerda la retirada de media docena de puntos, chatear por el móvil se equipará a otras infracciones graves, como conducir bajo los efectos de los estupefacientes y psicotrópicos, negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia o circular de forma temeraria, en sentido contrario a lo establecido o conducir vehículos en carreteras no autorizadas. Si la opción que sale adelante es la de los cuatro puntos, usar el WhatsApp u otros servicios de mensajería sería equivalente a saltarse un stop o adelantar poniendo en peligro a unos ciclistas. Tráfico también quiere que se detraigan cuatro puntos -ahora son tres- para aquellas personas que no lleven el cinturón de seguridad, el casco o las sillitas de retención infantiles adecuadas. «Después de doce años (de entrada en vigor del carné por puntos), el que no se pone el cinturón es porque no le da la gana. Y lo mismo pasa con el casco», indicó el máximo responsable de la DGT.

Carreteras convencionales

Los meses de julio y agosto terminaron en las carreteras españolas con 259 muertos en 236 accidentes, 34 fallecidos más que en los mismos 62 días que el año pasado. Supuso un aumento del 15% con respecto a 2017 y Navarro advirtió que tres cuartas partes de esos fallecidos (198 personas) habían muerto en carreteras convencionales, las vías con un carril en cada sentido.

«Debemos concretar todos los esfuerzos de estos dos años de legislatura para resolver el problema», indicó entonces el responsable de la DGT. «Tenemos un problema con la velocidad», recalcó. Una de las primeras medidas que el Gobierno quiere implantar es la unificación del límite de velocidad en las carreteras convencionales, tengan o no tengan arcén de 1,5 metros. La DGT recurrirá al real decreto para modificar el Reglamento de Circulación y que el cambio sea cuanto antes. Además, se incluirá la sanción por puntos si se supera en 20 km/h el límite fijado. Hasta ahora solo se multaba con cien euros. Si un conductor es cazado a 111 km/h, perderá dos puntos, que aumentará hasta seis puntos según la velocidad.

Navarro incidió en la necesidad de tener más datos sobre las furgonetas, ya que su implicación en accidentes de tráfico en autopistas y autovías ha aumentado. «Algo está pasando y sabemos muy poco», reconoció el director de Tráfico, que ya ha encargado un estudio al respecto. También se mostró favorable a seguir incrementando el número de los agentes de Tráfico de la Guardia Civil. «A más policía, menos accidentes, menos muertos y menos heridos», comentó Navarro, que aplaudió la medida de algunas ciudades de reducir la velocidad a 30 km/h para reducir la siniestralidad. «Hay más de 500 muertos en nuestras ciudades», recordó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos