Los pediatras y la familia, claves para evitar la obesidad infantil

Un menor que sufre obesidad./
Un menor que sufre obesidad.

Los expertos destacan que el desayuno, comer en familia o fomentar el ejercicio físico también previenen de esta enfermedad

J. M. ANDRÉSmadrid

España se encuentra entre los países de Europa con un índice más alto de obesidad infantil, pero el diagnóstico resulta especialmente complicado en el caso de los más pequeños. Resulta capital prevenir desde la infancia este problema, ya que en el caso de los adultos es mucho más complicado de tratar y erradicar y deriva en serias complicaciones de salud. Así lo destacan los expertos que han realizado el informe 'The Family Watch' 2014, presentado este jueves en Madrid.

Algunos de los aspectos que influyen decisivamente en el desarrollo de la obesidad infantil son la genética, los hábitos y el ambiente familiar. No obstante, la composición de la flora intestinal o los ciclos de sueño son factores desconocidos que en los últimos años se empiezan a estudiar

"El entorno familiar y el papel del pediatra son de suma importancia para que el niño adquiera hábitos de vida saludables", afirma el doctor José Antonio Serrano, coordinador del estudio. "El desayuno, comer en familia para inculcar una dieta equilibrada, fomentar el ejercicio físico y evitar las actividades sedentarias además de regular los horarios para posibilitar el descanso son pilares de un desarrollo saludable del niño", agrega Serrano. También es preciso destacar la importancia de que la madre mantenga una dieta adecuada y evite el tabaco durante el embarazo, así como de que potencie la lactancia tras el parto.

Según los expertos, la crisis juega un cierto papel en el incremento de la obesidad infantil, ya que la escasez de recursos deriva en dietas descompensadas y poco adecuadas para el desarrollo y crecimiento de los más pequeños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos