La OMS alerta de que las carnes procesadas son cancerígenas

Degustación de chorizo en Bilbao./
Degustación de chorizo en Bilbao.

Expertos de diez países ponen en el punto de mira alimentos como las salchichas, el jamón y el chorizo y también advierten de los peligros de la carne roja

COLPISA / AFPnueva york

El consumo de embutidos y fiambres es cancerígeno y el de carnes rojas "probablemente" también, ha indicado hoy la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la OMS. En su informe, esa agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que basa sus conclusiones en "literatura científica acumulada" y examinada por "un grupo de trabajo de 22 expertos de 10 países".

Sanidad aconseja el consumo moderado de carne

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) aconseja mantener las actuales recomendaciones de salud pública sobre el consumo de carne: el consumo debe ser moderado, de no más de dos veces por semana, ya que el consumo continuado y excesivo se asocia a problemas de salud. Así lo recogen todas las guías nutricionales existentes. La AECOSAN mantiene esta postura tras conocer la nota de prensa emitida por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), de la OMS.

"La carne transformada fue clasificada como cancerígena para el ser humano, en base a indicaciones suficientes según las cuales su consumo provoca cáncer colorrectal", indicó la IARC. Precisa que ello incluye "la carne transformada por salado, maduración, fermentación u otros procedimientos destinados a realzar su sabor y mejorar su conservación".

La mayoría de las carnes transformadas contienen cerdo o vacuno, pero pueden provenir de otras carnes rojas, o de aves, vísceras o subproductos cárnicos como la sangre, aclara la IARC.

más información

Como ejemplo de carnes transformada cita hot-dogs o salchichas de Fráncfort, jamón, chorizos, 'corned-beef' y carne de vacuno seca, así como carnes en conserva y las preparaciones y salsas a base de carnes.

Por su parte, las carnes rojas fueron clasificadas como "probablemente cancerígenas para el ser humano, sobre la base de indicaciones limitadas según las cuales su consumo induce cáncer". Por "carnes rojas" el informe precisa que debe entenderse "todos los tipos de carne provenientes de tejidos musculares" de mamíferos, incluyendo la carne vacuna, porcina, ovina, equina y caprina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos