Tres mujeres más abortan por listeriosis en Andalucía y Madrid

Hospital Universitario Virgen Macarena en Sevilla. / R.C./ATLAS

Cinco embarazadas han perdido a sus hijos desde el inicio del brote mientras 23 gestantes permanecen hospitalizadas

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Tres mujeres más han perdido en las últimas horas a sus bebés por el brote de listeria. Dos de los casos ocurrieron en los hospitales sevillanos Virgen Macarena y Virgen el Rocío y el tercero, en Madrid, y todas las gestantes habían consumido productos contaminados por listeria. En total, cinco embarazadas han abortado desde el inicio del brote.

La Junta de Andalucía ha anunciado este viernes que las dos mujeres de Sevilla estaban de 8 y 32 semanas. El portavoz de la Consejería de Salud para la crisis de la listeria, Jesús Cisneros, ha dicho que una de las dos fallecidas, sin especificar cuál, «no había recibido tratamiento porque tuvo los síntomas hace un mes, fueron muy leves y no consultó porque no le daría mayor transcendencia». Por su parte, la mujer de Madrid, que había consumido carne mechada durante una estancia en Andalucía, se encontraba en el primer trimestre de gestación y estaba siendo tratada en un hospital privado.

Además, la Junta ha confirmado, tras los análisis, que el aborto registrado la pasada semana se debió también al brote, igual que el primero de los casos, ocurrido el 12 de agosto, antes de que el Ministerio de Sanidad decretase la alerta sanitaria. De las 27 embarazadas contagiadas desde el inicio del brote, «11 han parido y han tenido 12 niños sanos y el resto sigue su embarazo de manera regular recibiendo tratamiento», aseguró Cisneros, que pidió a las gestantes que «no tengan dudas en consultar a su médico» si sufren síntomas que les pudieran hacer pensar que sufren la enfermedad: náuseas, fiebre o dolor abdominal.

Las embarazadas son uno de los principales grupos de riesgo en las intoxicaciones por listeria. En su caso, la bacteria se instala en la placenta, donde se dan las condiciones para que esté a salvo del sistema inmunológico del cuerpo. Cuando la infección se produce en los primeros meses de embarazo suelen producirse abortos espontáneos. Si ocurre en el tercer trimestre, aumenta el riesgo de parto prematuro y el bebé puede nacer con encefalopatía o retraso mental y padecer secuelas neurológicas.

La Junta de Andalucía también ha confirmado que la muerte del hombre de 72 años enfermo terminal de cáncer de páncreas se produjo por la listeriosis provocada por carne contaminada de la fábrica Magrudis de Sevilla.

Así, ya son tres los fallecidos por el brote. La primera muerte fue la de una mujer de 90 años el pasado 15 de agosto. Otra mujer de 74 años también falleció a causa de la bacteria el día 27.

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) ha señalado que el número de casos confirmados por la bacteria se mantiene en 204, la mayoría de ellos, 197, en Andalucía (162 en Sevilla, 17 en Huelva, diez en Cádiz, cuatro en Granada y cuatro en Málaga). El 58% de los casos son mujeres, 31 de ellas gestantes. El 25% de los casos tienen 65 años o más, sin apenas diferencias por sexo (24 hombres y 25 mujeres).

En el resto de las comunidades se han contabilizado cuatro casos confirmados por laboratorio (uno en Aragón, uno en Castilla y León, uno en Extremadura y el de la embarazada que ha perdido a su bebé en Madrid.

La Comunidad de Canarias ha confirmado que un paquete de chicharrón de la marca Magrudis que una familia de esa comunidad había comprado en Andalucía dio positivo por listeria. El producto estaba sin abrir y envasado al vacío y fue facilitado a los laboratorios por un miembro de la familia después de que, tras consumir uno similar, se sintiera indispuesto.

Además, el consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, que ha comparecido ante el Parlamento andaluz para dar explicaicones sobre el brote de listeria, dijo que el ejecutivo regional se presentará como acusación particular si la Fiscalía ve delito en el caso de la empresa Magrudis para «defender los intereses de los familiares de los fallecidos, las embarazadas que han perdido a sus bebés y al conjunto de los afectados».

Alerta sanitaria

El día 15 de agosto, la Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó la alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial «La Mechá», fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto era el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en las últimas semanas.

Desde ese momento, la Consejería ha informado a los ciudadanos de que dejen de consumir ese producto, sobre el que la Consejería procedió entonces a su inmovilización y retirada del mercado. La producción de la carne mechada de La Mechá quedó paralizada el 14 de agosto.

El pasado viernes 23 de agosto, la Consejería de Salud y Familias amplió la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León que comercializa la carne mechada fabricada por Magrudis, con una presunta infracción sobre el etiquetado y a la información sobre el origen de la carne. Al tiempo, la Consejería ha procedido a la inmovilización del producto en las instalaciones de esta distribuidora y a la retirada del mismo.

Salud y Familias ha remitido una denuncia a la Fiscalía por este reenvasado de los productos de Magrudis. Asimismo, la Consejería ha ampliado la alerta a todos los productos de la empresa Magrudis.

El día 28, se extendió la alerta a todos los productos de la empresa Magrudis. Esta decisión se toma tras tener conocimiento de que Magrudis fabricaba al menos dos productos que no aparecían en los listados facilitados a la Consejería a través del Ayuntamiento de Sevilla. El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha dado instrucciones para denunciar estos hechos ante la Fiscalía.

Consejos a la población

La Consejería de Salud y Familias recuerda a los ciudadanos y sobre todo a las personas de riesgo que han comido o sospechan que pueden haber consumido el alimento contaminado que consulten sin demora si presentan síntomas de infección.

Además, se recuerda la necesidad de seguir unas medidas higiénicas básicas y especialmente las relacionadas con la manipulación y el consumo de los alimentos. Igualmente, la Consejería agradece la contribución de la población por el uso responsable de los servicios sanitarios y resalta la excelente labor que están realizando los profesionales del sistema sanitario.

Desde la Consejería de Salud y Familias se agradece nuevamente la excelente labor que están realizando los profesionales del sistema sanitario.