Contra viento y marea

El baloncestista Asier de la Iglesia recibe el reconocimiento por su apoyo a la investigación de la Esclerosis Múltiple./
El baloncestista Asier de la Iglesia recibe el reconocimiento por su apoyo a la investigación de la Esclerosis Múltiple.

Esclerosis Múltiple España homenajea a Asier de la Iglesia, un enfermo que pese a sus limitaciones fue elegido mejor jugador de la temporada en la liga EBA de baloncesto

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

'No dejes que pase la tormenta, aprende a bailar bajo la lluvia'. Es el lema que Aitor de la Iglesia, un enfermo guipuzcoano de esclerosis múltiple grabó en las pulseras que desde hace semanas vende para recabar fondos que ayuden a los grupos de investigadores que buscan tratamientos efectivos contra esta dolencia crónica del sistema nervioso que sufren unos 47.000 españoles.

Coraje, actitud positiva y fuerza de voluntad, los valores que busca transmitir su máxima, son los que Aitor (Zumárraga, 35 años) se aplica en el día a día. Pese a que la esclerosis que le diagnosticaron hace cinco años le ha quitado el 90% de sensibilidad en manos y pies, le «acartona» de vez en cuando una de las piernas, le ha hecho perder visión y reduce a poco más de tres sus horas de sueño, este ala-pivot del equipo de Ordizia (Guipúzcoa), que trabaja en una línea de montaje en la que enseña a personas con discapacidad, ha sido designado esta temporada como MVP (jugador mejor valorado) de la liga EBA de baloncesto, en la que compite con otros 1.500 jugadores, la mayoría más jóvenes que él y buena parte de ellos con dedicación profesional. «Yo mismo me he sorprendido de la temporada que he hecho; pese a mis limitaciones, me concentro en el juego que sé hacer y meto 20 puntos por partido», confesó De la Iglesia, quien asegura que «es bueno que se sepa que tras cinco años de enfermedad hay que seguir activo y esforzándose».

«Desde el día en que le diagnosticaron no ha dejado de apoyar a las personas que, como él, viven la enfermedad y se ha volcado de lleno en impulsar la investigación», destacó Pedro Carrascal, director de Esclerosis Múltiple España (EME), la entidad que aglutina a los pacientes de esta dolencia, antes de homenajear a Aitor. Lo nombraron «embajador» de la organización, por haberse convertido en un referente que cada día contesta a cientos de mensajes de enfermos y transmite su fuerza y esperanza en charlas en hospitales, congresos, asociaciones, institutos o empresas. «Se merece este reconocimiento, y toda nuestra gratitud, por lo muchísimo que está consiguiendo», abundó Carrascal.

Apoyo a la investigación

De la Iglesia fue el símbolo de un acto en el que EME entregó 50.000 euros a la Red Española de Esclerosis Múltiple, la estructura en la que colaboran 26 equipos de investigadores españoles que tratan de buscar soluciones y tratamientos efectivos que frenen esta dolencia y mejoren la calidad de vida de los pacientes. Las organizaciones de enfermos trabajan para apoyar una investigación en la que tienen depositada toda su esperanza, pero que está muy limitada por el descenso de las ayudas públicas.

Concentran sus fondos -han donado 300.000 euros en cinco años- en buscar soluciones para la esclerosis múltiple progresiva, la manifestación más severa de la enfermedad y para la que casi no existen tratamientos ni para paliar los síntomas ni, sobre todo, para frenar su avance. Esta variante, que de entrada solo afecta al 15% de los pacientes, pero que con el paso de los años desarrollan hasta la mitad de los diagnosticados con la modalidad más leve, mantiene los síntomas de manera permanente -fatiga, problemas de movilidad y equilibrio, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla o temblores- y provoca un aumento gradual, pero sostenido de la discapacidad.

Cristina Bajo, periodista a la que una esclerosis progresiva sentó hace seis años en una silla de ruedas, pero que ha logrado frenar el avance de la discapacidad gracias un nuevo fármaco en cuyo ensayo clínico colaboró de manera voluntaria, resumió el porqué de los grandes esfuerzos de EME para ayudar a los científicos: «La investigación para nosotros lo es todo; es nuestra vida».

 

Fotos

Vídeos