Un nuevo polímero para la regeneración vascular es eficaz en arterias de cerdo

Equipo responsable de esta investigación./
Equipo responsable de esta investigación.

Una investigación liderada por la Universidad de Granada ha demostrado que este material reduce el riesgo de trombosis y mejora las propiedades mecánicas del vaso

EFEgranada

Un equipo de científicos españoles y británicos, liderado por la Universidad de Granada (UGR), ha demostrado por primera vez en arterias de cerdo que un nuevo polímero, denominado 8g7, es eficaz para la regeneración vascular de la capa endotelial o interna en arterias descelularizadas.

Este material sintético reduce el riesgo de trombosis y mejora las propiedades mecánicas del vaso, según ha informado este miércoles en su página web la propia Universidad de Granada.

En esta investigación multidisciplinar, fruto de la colaboración de instituciones nacionales e internacionales, participan investigadores de las universidades de Granada y Jaén, el Centro Genyo, el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer del Hospital Clínico de Barcelona, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Madrid y de la Universidad de Edimburgo.

Según explican los investigadores, las enfermedades vasculares o vasculopatías presentan una alta incidencia en la población general. Estas enfermedades están causadas principalmente por la arterioesclerosis, que se produce por un aumento del grosor de la capa interna de las arterias o capa íntima.

En muchos casos, el tratamiento final implica un reemplazo vascular y alternativas como injertos sintéticos o implantes de vasos del paciente tienen una disponibilidad limitada.

En este estudio se ha desarrollado un modelo de regeneración vascular para la obtención de injertos vasculares a partir de arterias descelularizadas, para lo que los investigadores emplearon arterias carótidas porcinas, a las que se les sometió a un proceso de eliminación de las células (descelularización).

Posteriormente se les aplicó en la cara interna de las arterias un polímero sintético desarrollado en la Escuela de Química de la Universidad de Edimburgo y diseñado para favorecer el crecimiento de células endoteliales y minimizar la unión plaquetaria.

Los resultados demuestran que el polímero mejora la regeneración de la capa endotelial en arterias descelularizadas, así como también las propiedades mecánicas de las mismas. Esto abre la posibilidad de futuras aplicaciones en medicina regenerativa para el tratamiento de vasculopatías, según los investigadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos