Sanidad apuesta por revisar los protocolos de la listeria tras el brote andaluz

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo. / Efe

La ministra Carcedo admite una «cadena de errores» en su comparecencia en el Congreso | Se investiga el caso de una mujer que abortó tras consumir la carne contaminada en febrero

CECILIA CUERDOSevilla

El Ministerio de Sanidad propondrá a las autonomías revisar los sistemas de alerta y protocolos contra la listeria después del brote surgido en Andalucía tras el consumo de carne mechada, que se ha cobrado la vida de tres personas en todo el país y ha provocado seis abortos. La ministra María Luisa Carcedo entiende que aunque las redes de alerta han funcionado, también se han detectado «errores» por parte de las administraciones con las competencias de control sanitario en la producción y manipulación de alimentos, de ahí la necesidad de «analizar la posibilidad de mejora». En este sentido, y mientras el número de enfermos ingresados remite, se investiga si la cepa causante del brote pudo estar circulando ya a comienzos de año, como apuntan los positivos de varios enfermos en marzo.

Carcedo compareció en el Congreso para dar cuenta de la gestión del Ejecutivo central en la emergencia sanitaria, pese a que el grueso de las competencias recae en las comunidades autónomas. Al igual que ocurrió en Andalucía, la listeriosis se ha convertido en arma de confrontación política, de ahí que la ministra no eludiera las puyas al gobierno regional del PP y Cs al apuntar que «la calidad y oportunidad de la información que la Junta de Andalucía ha ido proporcionando a la red de alertas ha mejorado a lo largo de la crisis». «Una mejora que coincide con la remisión del brote», lanzó para defenderse de los ataques de la oposición a la falta de coordinación con la Junta y los fallos de comunicación. No obstante, aludió a la responsabilidad de la propia empresa fabricante, la sevillana Magrudis, sobre la que se analiza ahora su funcionamiento y sistemas de autocontrol de análisis en puntos de riesgo.

En el caso del Ministerio, tras ser notificado el caso el 16 de agosto, se activaron «inmediatamente» las dos redes de alertas sanitarias a fin de informar a otras comunidades sobre la posible aparición de casos y para localizar e inmovilizar el producto contaminado que les pudiera haber llegado. «La red nacional de alertas ha estado vigilante y ha trabajado para la adecuada asistencia a los afectados y para eliminar los riesgos asociados al brote», subrayó Carcedo, concediendo que «debemos analizar cualquier posibilidad de mejorarla».

En este sentido, la ministra adelantó que su departamento trabaja desde hace meses en un nuevo decreto de vigilancia en salud pública que «incremente la calidad de las notificaciones» y «agilice la intervención de las administraciones sanitarias» en aquellas enfermedades de declaración obligatoria. Asimismo, trasladará al Consejo Interterritorial de Salud una propuesta para «mejorar la sensibilidad del sistema» y el protocolo para la listeria.

Según los últimos datos ofrecidos por la Junta, el brote está ya «en remisión», aunque un nuevo caso confirmado a última hora eleva ya la cifra de afectados a 206 en Andalucía y 214 en toda España. No se tiene constancia de pacientes que hayan consumido los productos contaminados después del 23 de agosto. Lo cierto es que las muestras remitidas al laboratorio nacional de referencia confirman que dos de los casos producidos en marzo se corresponden con la cepa detectada en los productos de la empresa Magrudis. De ahí que, como señaló el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, se esté analizando ahora «desde cuándo viene, cuándo llegó a Magrudis y desde cuando está circulando esa cepa en Andalucía».

Andalucía confirma un nuevo caso y eleva a 206 el número de afectados

El brote de listeriosis provocado por la empresa Magrudis al distribuir carne mechada contaminada en sus instalaciones con la bacteria Listeria monocytogenes ha sumado un caso más en el ámbito de Andalucía, contabilizando ya 206 personas afectadas en la región desde su surgimiento, si bien el número de personas hospitalizadas por tal extremo en centros andaluces ha bajado de 46 a 40 en el transcurso de las últimas horas, según ha informado este jueves el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.