«Los productos 'quemagrasas' son los únicos que pueden provocar intoxicaciones»

Eduardo Rodríguez muestra los productos que vende en el centro deportivo Acrópolis./ARNELAS
Eduardo Rodríguez muestra los productos que vende en el centro deportivo Acrópolis. / ARNELAS

Expertos en nutrición aconsejan consultar al médico para evitar reacciones como la que le costó la vida a una joven en Badajoz

JOSÉ M. MARTÍN

Tienen colores llamativos y nombres comerciales, en muchos casos, impronunciables. En las estanterías de los herbolarios o en apartados específicos de los gimnasios se pueden encontrar diferentes tipos de productos que se utilizan para subir de peso, aumentar el rendimiento o quemar más grasa. Uno de estos últimos, compuesto de ácido lipoico, fue el que consumió Teresa C. P., la mujer de 28 años que falleció el pasado viernes en Badajoz. Una equivocación con la dosis fue, presuntamente, la causa que provocó la muerte de la joven.

Los hidratos de carbono y las proteínas son las bases de los productos utilizados para subir de peso y aumentar el rendimiento deportivo, respectivamente. Estas últimas también las utilizan los deportistas para aumentar la masa muscular. Su consumo no es perjudicial a corto plazo, más allá de que en dosis elevadas produce un efecto contrario al que se busca. «Los suplementos proteicos suelen ser en polvo y normalmente proceden del suero lácteo o del huevo; si le damos al cuerpo más proteínas de las que necesita las transforma en grasa», expone Félix Núñez, profesor del Área de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Extremadura.

Estos son los habituales batidos de proteínas, ya que se disuelven en agua para su ingesta. «Su consumo elevado puede conllevar complicaciones importantes en personas con problemas renales o hepáticos, porque el hígado y el riñón deberán trabajar más para eliminar el amoníaco, a través de la orina, que se produce en un consumo excesivo», apunta Núñez, que remarca que es muy difícil que provoquen intoxicaciones. «Solo los complementos que se utilizan como 'quemagrasas' pueden acarrear ese tipo de problemas», detalla.

La búsqueda de precios más bajos, sobre todo en las compras que se hacen a través de internet, puede generar situaciones perjudiciales, según apunta Eduardo Rodríguez, propietario del centro deportivo Acrópolis, en Badajoz, en el que también vende estos suplementos. «Hay productos que para poder reducir su coste y ofrecerlos más baratos prescinden de algunos componentes que protegen el estómago, por lo que pueden sentar mal a quien los tome», advierte.

«La sustancia no es nociva, pero sí lo es su uso sin ningún tipo de control»

«La sustancia no es nociva, pero sí lo es su uso sin ningún tipo de control» ángel martín, médico deportivo

«Los suplementos se notan cuando entrenas mucho y son efectivos»

«Los suplementos se notan cuando entrenas mucho y son efectivos» alonso hernández, deportista

Los problemas más graves se detectan cuando el uso de las proteínas va unido al consumo de anabolizantes, que se integran en el músculo y hacen ganar masa muy rápidamente. «Los anabolizantes no se prescriben en la práctica médica diaria, salvo para casos muy específicos; son fármacos que están prohibidos en el deporte profesional», señala Ángel Martín, especialista en Medicina para el deporte, que indica que estos sí son peligrosos para la salud.

En general, los suplementos alimenticios y los batidos de proteínas tienen en los gimnasios, entre las personas que hacen culturismo –o algunas de sus variantes–, consumidores potenciales. Alonso Hernández compite en fisicoculturismo y lleva moldeando su cuerpo con ejercicio cerca de dos décadas. «Cuando entrenas mucho necesitas complementar tu alimentación y no puedes estar comiendo todo el día, porque el estómago también sufre; para eso las proteínas son muy beneficiosas», dice este deportista, que afirma que nunca ha tenido problemas por utilizar estos suplementos.

En ocasiones puntuales, Hernández también ha utilizado productos que sirven para ayudar a su organismo a quemar grasas. «Se notan y son efectivos», detalla.

Los profesionales de la Medicina tienen más dudas al respecto y advierten que su uso debe hacerse con moderación y siguiendo las indicaciones que se pueden leer en los propios envases. «Los 'quemagrasas' no son peligrosos si su consumo se hace en las dosis correctas», asegura Martín, en unos términos muy similares a los utilizados por Núñez y Rodríguez.

Los especialistas afirman que otros complementos alimenticios no presentan riesgos de este tipo

Igualmente coinciden a la hora de recomendar que la administración de cualquier suplemento esté vigilada por médicos o dietistas. «Por muy beneficiosos que sean, como es el caso del ácido lipoico que tiene unos efectos muy positivos, si la dosis es muy alta acaba teniendo efectos secundarios negativos», reconoce Núñez, que añade que pueden llegar a provocar la muerte en dosis muy elevadas. «Es lo mismo que puede pasar con antibióticos o con la sal, por ejemplo: si comes cuatro kilos de sal te puedes morir».

Los 'quemagrasas' suelen estar compuestos por extractos de plantas y estimulantes. «La sustancia no es nociva, pero sí lo es su uso sin control», en palabras de Martín, que apunta hacia los efectos que pueden tener a nivel cardiaco, ya que aceleran el ritmo del corazón.