Los 3.000 tsunamis del Instituto de Hidráulica

Ignacio Aguirre y Sheila Abad de IH Cantabria, junto a los miembros del Servicio Meteorológico de Omán Dr. Sultan Al-Yahyai, Mr. Khalifa Salim Ali Al-Sudairi, Mrs. Badriya Nabhan Ali Al-Mawali y Mrs. Noura Salim Al-Kaabi/
Ignacio Aguirre y Sheila Abad de IH Cantabria, junto a los miembros del Servicio Meteorológico de Omán Dr. Sultan Al-Yahyai, Mr. Khalifa Salim Ali Al-Sudairi, Mrs. Badriya Nabhan Ali Al-Mawali y Mrs. Noura Salim Al-Kaabi

El IH Cantabria ha creado un sistema de alerta temprana para que Omán pueda protegerse de los desastres naturales que vienen del mar

ÁLVARO SAN MIGUELSantander

Cuatro miembros del servicio meteorológico de Omán han viajado esta semana hasta Santander para asistir a un taller en el Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria). Los cuatro omanís (dos hombres y dos mujeres) están entrenando con la última maravilla creada por los ingenieros del centro de investigación cántabro: un sistema de alerta temprana que protegerá las costas de Omán, en la península Arábiga, de los desastres del mar.

En 2004, tras el terremoto en el océano Índico que provocó una serie de tsunamis que arrasaron las costas a cientos de kilómetros a la redonda, el sultán de Omán, Qabus bin Said, decidió ponerse en contacto con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Unesco (IOC-Unesco) para pedir asesoramiento en la protección contra tsunamis, ya que se encuentra en una zona de actividad sísmica (la zona de subducción de Makran).

Podemos unirnos al IH en varios proyectos en Omán y en otros países vecinos

Sultan Al-Yahyai, Servicio Meteorológico de Omán

-¿Qué supondrá para el Centro Meteorológico de Omán el poder utilizar una herramienta de análisis de riesgos costeros como la desarrollada por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria?

-El estudio de los riesgos costeros para Omán es muy importante, dado que nos afectan varios peligros costeros, por ejemplo, tsunamis y mareas meteorológicas debidas a ciclones tropicales. Actualmente estamos implementando un sistema de alerta temprana para múltiples peligros y uno de los componentes de este sistema de alerta temprana es la evaluación de los riesgos adjudicada a IH Cantabria que, además de evaluar los riesgos, también está desarrollando una base de datos de escenarios tanto de tsunamis como de mareas meteorológicas para todo Omán.

-¿Hasta qué punto consideran satisfechas sus necesidades con el trabajo realizado desde el Instituto de Hidráulica?

-Diría que nos estamos acercando al final del proyecto y hasta ahora estamos satisfechos con las herramientas desarrolladas por IH Cantabria y creemos que estas herramientas añadirán valor al proyecto. Estamos deseando recibir el producto final, que debería entregarse en el plazo de dos meses. Tras la entrega del producto final, llevaremos a cabo un proceso de validación de la base de datos desarrollada. Estamos deseando integrar esta base de datos con los otros componentes del sistema de alerta temprana. Pero básicamente, en esta etapa del proyecto, diría que nuestras necesidades están satisfechas.

-¿Se plantean colaborar en más proyectos con el instituto cántabro?

-Personalmente, lo que encuentro interesante de trabajar con el IH Cantabria es que este instituto está orientado a la investigación. No es una compañía privada con una fuerte componente comercial sino con una fuerte componente de investigación. IH Cantabria está trabajando en diferentes procesos atmosféricos y del océano que concuerdan con nuestras necesidades y con nuestros proyectos de investigación así que veo varias oportunidades de cooperación entre el servicio meteorológico de Omán (DGMAN) y IH Cantabria especialmente relacionados con modelado de procesos atmosféricos, downscaling estadístico, modelado del océano. Creemos que Omán tiene la capacidad, la experiencia local y las herramientas, y por otra parte IH Cantabria tiene la experiencia, así que nos podemos unir en varios proyectos en Omán y también en países vecinos, al menos entre los pertenecientes al Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

Se convocó un concurso a escala internacional con el objetivo de realizar el análisis de los peligros costeros, vulnerabilidad y riesgo para la costa de Omán, enmarcado en un sistema de alerta temprana contra tsunamis. Y se lo llevó el IH Cantabria (con el apoyo de una empresa local de ingeniería, HMR. El proyecto contaría con una financiación de 982.510 euros y una duración de 14 meses.

Los dos peligros que amenazan la costa de Omán y que han sido analizados por el IH son los 'storm surge' (sobreelevaciones del mar provocadas por tormentas, aunque en este caso la principal preocupación son los ciclones tropicales, mucho más severos) y los tsunamis. La zona no ha sufrido un tsunami en mucho tiempo, pero geólogos especializados en paleotsunamis han encontrado evidencias de que en Omán, cientos y miles de años atrás, hubo olas provocadas por movimientos sísmicos que provocaron unos daños muy graves.

En los últimos meses, el IH ha desarrollado una aplicación que recibe al instante la localización y magnitud de cualquier terremoto que pueda lanzar un tsunami sobre Omán. Como no hay tiempo suficiente para analizar la propagación de un tsunami, las zonas de riesgo o la necesidad de alertar a la población en el momento preciso en que se produce el movimiento sísmico, el IH ha calculado todos los modelos y variables posibles para que Omán pueda saber, en unos instantes, cómo será el tsunami que llegará llegará a sus costas en los 30 minutos que puede tardar en recorrer la distancia entre la principal falla de la zona y sus costas. Para ello, el IH ha generado 3.000 tsunamis y 800 ciclones sintéticos.

Predecir los desastres

El IH ha hecho el análisis de toda la costa, aunque se ha centrado especialmente en nueve áreas estratégicas para el Gobierno de Omán, como la franja litoral de Duqm, donde a raíz de este proyecto, el IH estudiará las erosiones costeras para asesorar al país en el desarrollo de un superpuerto. Será allí, en Duqm, al sudeste de la península Arábiga, donde desembocará el inmenso oleoducto que sacará todo el petróleo árabe a través del desierto, evitando así el inestable entorno geopolítico del golfo Pérsico.

Predecir un terremoto es imposible, pero un ciclón se puede prever, así que el IH ha desarrollado además una serie de herramientas de predicción para los 'storm surge'. La web que contiene estas predicciones está ya operativa y ofrece previsiones a tres días que se actualizan cada seis horas.

Mapas de inundación

Toda esta información está muy bien para el sistema de alerta temprana, pero además se puede utilizar para gestionar mejor el país, explica Jara Martínez, coordinadora del proyecto junto al director del IH, Raúl Medina. Omán es un país que está viviendo ahora mismo un desarrollo bestial: se están construyendo infraestructuras por todas partes y está creciendo muchísimo la población. Con toda esta información se pueden crear mapas y herramientas que, a la hora de construir una infraestructura sensible, como un hospital o un colegio, indiquen cuáles son las zonas que no tienen riesgo de inundación.

Esta herramienta de gestión se basa en un mapa de inundación que recoge al mismo tiempo las consecuencias de todos los peores casos. A eso se ha añadido también la vulnerabilidad (las zonas más pobladas o con infraestructuras sensibles), dando lugar a mapas de riesgo.

Y ahora, analizados los riesgos, el IH está elaborando un manual de mitigación: unas guías generales donde se indica cómo atajar los peligros del mar (una guía a escala nacional y otras para cada una de las zonas estratégicas). Los manuales contienen desde alternativas al planeamiento urbanístico para reducir la vulnerabilidad hasta planes de evacuación de la población.

Proyectos como este han convertido al IH en el mayor exportador de ciencia de la región y han permitido a los ingenieros cántabros del instituto conseguir otros contratos millonarios en Catar, Egipto, Brasil, Paraguay, Guatemala, México, Panamá, Laos, Vietnam...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos