Dime qué emoji usas y te diré cómo eres

Dime qué emoji usas y te diré cómo eres
FOTOLIA

Las famosas caras en los smartphones cumplen diez años y se han convertido en un nuevo lenguaje

JOSÉ A. GONZÁLEZ

Una flamenca, una cara sonriente o una berenjena. ¿Quién no ha añadido estos pequeños dibujos a un mensaje? O, quizá, ha mandado ese dibujo de 12x12 píxeles pleno de significado. Los emoticonos ya forman parte del lenguaje en las redes sociales y cada 17 de julio se celebra en todo el mundo su día.

Parte de la culpa la tiene una española, Ángela Guzmán. Esta diseñadora trabajó codo con codo con Raymond Sepúlveda en el diseño de los emoticonos de Apple, que, precisamente, este año se cumple el décimo aniversario del primer paquete de emojis del gigante de Cupertino.

Los más empleados son los que muestran estados de ánimo, en el caso de España, el más usado es el del beso en forma de corazón que suele ser utilizado para despedirnos o felicitar a otra persona.

No obstante, aunque no hay mucha investigación al respecto, ya aparecen los primeros informes en relación al uso de los emojis. La universidad británica de Edge Hill destaca que la amabilidad se relacionaba de forma positiva con el uso de emoticonos en Facebook, pero no en mensajes de texto o emails. En la red social se usan 700 millones de emojis al día y el que más ha crecido es el corazón, según informa la propia plataforma.

Los investigadores británicos invitaron a varios participantes a chatearon entre sí durante 10 minutos sin conocerse de nada, así como respondieron a un cuestionario en el que tenían que autoevaluarse psicológicamente. Un estudio para explorar los factores psicológicos asociados al uso de emoticonos en diferentes plataformas en línea.

A continuación abrieron otra investigación para realizar evaluaciones sobre su personalidad y comparar si coincidía con la descripción que habían hecho de sí mismos. Como conclusión, la investigación reveló que aquellos que utilizaban emoticonos positivos o que expresaban felicidad eran más abiertos o extrovertidos.

Al otro lado del Atlántico, la Universidad de Rochester también ha destinado sus esfuerzos a entender el uso de los emojis y su conclusión es explícita: «las personas más introvertidas son las que utilizan más emoticonos».

El uso del emoji, según los estudios, dice mucho de la personalidad del interlocutor. Si la imagen preferida son las caras sonrientes, el usuario es visto como «una persona «feliz de forma innata y abierta a nuevas experiencias». Los expertos explican que el emisor intenta que «el mensaje se entienda bien y no sea ambiguo».

El caso opuesto está en las caras tristes, pero «no significa que lo seas», señalan los estudios del lenguaje de los emojis. Lo que indica es que el usuario teme mostrar sus sentimientos.

No obstante, el uso de esos emoticonos, al igual que pasa con el resto de lenguajes, varía de un lugar a otro del globo. Esta es la conclusión de los investigadores británicos tras haber analizado más de 4,5 millones de tweets geolocalizados en España, Estados Unidos, Reino Unido o Italia que contuvieran al menos un emoji.

Las interpretaciones del 25% de los emoticonos van en el sentido inverso al que pretende el emisor, según revela el estudio.

 

Fotos

Vídeos