La Bolsa Social, una nueva forma de emprender e invertir

Jose Moncada, fundador de la idea, y su equipo./
Jose Moncada, fundador de la idea, y su equipo.

El 'crowdfunding' llega a las finanzas con una iniciativa pionera en España que busca unir proyectos e inversores de impacto social

EDURNE MARTÍNEZmadrid

Ni todo el 'crowfunding' tiene un fin altruista, ni todas las empresas buscan solo el beneficio económico. Al menos en esa premisa se basa la Bolsa Social, la primera iniciativa de financiación participativa ética o 'equity crowdfunding' que ha conseguido la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que se pone este miércoles en marcha. Su objetivo es convertirse en el mercado de referencia para inversores y empresas que busquen un impacto positivo en la sociedad y el medioambiente, "además del ánimo de lucro que persigue cualquier compañía".

El fundador de esta idea pionera en España, Jose Moncada, explica que en los últimos años se lleva produciendo un "cambio de mentalidad" debido a la crisis económica. "Se empieza a hablar ya de un consumo responsable, es decir, los consumidores estamos empezando a integrar criterios éticos en nuestras decisiones económicas", afirma el responsable. Eso sí, Moncada, presidente también de la Red Española de Impacto Social (Redis), hace hincapié en que la Bolsa Social "no es una ONG" ya que "busca inversión, no donación".

Estos 'inversores de impacto social', como él mismo los define, representan un movimiento reciente "pero que va ganando fuerza". Según Moncada, la 'inversión de impacto' suma ya 46.000 millones de dólares en estos momentos, 87 millones en España. Para cumplir su objetivo, la Bolsa Social cuenta con el apoyo de Triodos Bank, el banco ético europeo líder del mundo que solo financia proyectos sociales, culturales o relacionados con el medio ambiente.

"Hace cuatro años este banco solo contaba con 35.000 clientes, y hoy tiene más de 200.000, lo que demuestra el cambio de mentalidad que se está produciendo", señala el empresario. También cuentan con el apoyo de la firma AFI (Analistas Financieros Internacionales), y han firmado alianzas con otros partners relevantes del ecosistema del emprendimiento social en nuestro país como Ashoka, UnLtd Spain, Ueia o Impact Hub Madrid, entre otros.

Para emprendedores

Para entrar a formar parte del proyecto, los emprendedores deberán cumplir tres requisitos: que su proyecto tenga un fin social o medioambiental -además de económico-; que sea un modelo de negocio probado, y que sea una empresa con potencial crecimiento.

Una vez demostrado, los proyectos deberán pasar el segundo filtro por parte del comité de selección conformado por expertos de diferentes partners de la Bolsa Social (entre los que se incluye AFI). Por último, el propio equipo llevará a cabo un análisis más profundo y consultará con su equipo legal.

Una vez que el proyecto esté dentro de la Bolsa Social, podrá conseguir una ampliación de capital para ampliar el negocio o para desarrollar una parte determinada de él gracias a las aportaciones de los inversores.

Para inversores

Por su parte, todos aquellos que quieran invertir podrán registrarse gratis en la web de la Bolsa Social, leer toda la información disponible sobre los proyectos (datos de los responsables, los números de la empresa, definición de objetivos, etcétera), hacer comentarios e invertir pagando con tarjeta o transferencia.

Moncada explica que se requiere una inversión mínima de 1.000 euros y que existen dos tipos de potenciales inversores: acreditados y no acreditados. Los primeros son profesionales como empresas, 'business angels' o fondos de inversión "que no tendrán un límite de inversión".

Por otro lado estarán los no acreditados, que tendrán un límite de 3.000 euros por proyecto y 10.000 euros en toda la plataforma al año. "Los inversores deberán tener en cuenta que se trata de una inversión a largo plazo. Nuestra recomendación es que inviertan dinero que puedan perder, que diversifiquen la inversión y que lean toda la información disponible", aconseja el fundador de la Bolsa Social.

Por el momento, la Bolsa Social cuenta con tres empresas que buscan ampliar su capital y en las que cualquiera puede invertir a través de la web durante los próximos tres meses. Son Wake App Health, una compañía especializada en la creación de apps que contribuyen a mejorar la salud de las personas; Utopic_US, una lanzadera de iniciativas innovadoras y colaborativas que busca transformar la sociedad; y Nostoc Biotech, una empresa pionera en bioagricultura especializada en crear soluciones naturales de fertilización y protección de cultivos, basadas en microorganismos vivos.