Un nuevo accidente mortal de un coche sin conductor aumenta las dudas sobre esta tecnología

Accidente del Tesla en California./Reuters
Accidente del Tesla en California. / Reuters

Un Tesla se estrelló contra un muro de hormigón cuando circulaba en piloto automático | En 2016, el dueño de otro Tesla perdió la vida de forma similar | La semana pasada, un coche autónomo Uber atropelló a una mujer en Arizona

REUTERS / EPCalifornia

Un nuevo accidente mortal protagonizado por un coche autónomo o más conocidos como coches sin conductor ha provocado que aumenten las dudas sobre el nivel de seguridad que proporcionan este tipo de sistemas de conducción automática. La compañía automovilística Tesla ha declarado este viernes que el automóvil Tesla Model X que estuvo involucrado en un accidente de tráfico en California la semana pasada tenía activado en el momento del choque el sistema de conducción automática y que el conductor no actuó en el momento del accidente.

La compañía ha señalado que los registros del vehículo no muestran ningún tipo de acción por parte del conductor en los momentos previos al choque y que había recibido varios avisos para que pusiera sus manos en el volante antes del accidente. "El conductor contaba con unos 5 segundos y 150 metros de visibilidad antes de chocarse, pero los registros del vehículo muestran que no se llevó a cabo ninguna acción por parte del conductor", han explicado.

El comunicado emitido por la compañía no señala por qué el sistema de conducción automática no pudo detectar el muro de hormigón contra el que se acabó estrellando el coche. El choque tuvo lugar en las cercanías de Mountain View, en California. En el accidente otros dos coches resultaron afectados y el tráfico sufrió retrasos durante horas. El conductor del Tesla, de 38 años, murió a las pocas horas a causa de sus heridas en un hospital.

La Administración Nacional de Seguridad Vial ha puesto en marcha una investigación acerca de lo sucedido. El modo piloto automático de Tesla permite a sus conductores retirar las manos del volante durante periodos de tiempo. De acuerdo con la compañía, Tesla solicita a sus usuarios que mantengan las manos en el volante en todo momento antes de utilizar el modo de conducción automático, pero sus clientes suelen usarlo por la libertad que da no tener las manos al volante.

Antecedentes

La noticia del accidente mortal llega apenas días después de que un vehículo de Uber sin conductor atropellase a una mujer de 49 años en Arizona. Sin embargo, no es el primer accidente mortal protagonizado por un coche autónomo. El primero tuvo lugar en 2016, cuando el conductor de un Tesla S, un exsoldado de élite SEAL, falleció en una autopista de Florida cuando un camión de gran tonelaje hizo un giro indebido para tomar una salida hacia la izquierda. La maniobra no fue anticipada por el sistema guiado del vehículo y tampoco el conductor reaccionó, con lo que el vehículo acabó chocando con el tráiler y saliéndose de la carretera.

Temas

Uber
 

Fotos

Vídeos