Las muñecas de Android

Vista de uno de los detalles de la interfaz que Google plantea /
Vista de uno de los detalles de la interfaz que Google plantea

Google lanza una versión de su sistema operativo móvil para crear relojes inteligentes y otros dispositivos 'ponibles'

MICHAEL MCLOUGHLINMadrid

Tras muchos rumores en los mentideros especializados, Google se ha arremangado y ha enseñado las muñecas de Android. Parece que en Mountain View han querido marcar a los fabricantes que componen el extenso universo de su sistema operativo móvil el camino a los 'wereables' antes de dar rienda suelta a experimentos individuales y que una experiencia de usuario distorsionada sea el peaje a pagar.

La solución para ello será 'Android Wear', una plataforma -que ya dispone de una 'preview' para desarrolladores que servirá de puente para que tantos las grandes marcas como los desarrolladores puedan trabajar con estos dispositivos. Será LG, responsable de los últimos dos teléfonos de la familia Nexus, quien debutará en el mercado con esta solución con el 'LG G', su primer 'smartwacht'.

La solución que anunció Sundar Pichai, cabeza visible de esta división tras la marcha de Hugo Barra, permitirá crear 'smartwacthes' con los que consultar tus mensajes, recibir notificaciones de tu cuenta en Twitter, Facebook y otras redes sociales y alertas de aplicaciones de mensajería instantánea, entre otras. «Apenas hemos arañado la superficie de lo que es posible con la tecnología móvil», escribe Pichai en el blog de la compañía.

«Es por eso por lo que estamos tan entusiasmados con los 'weareables'», añade sobre una nueva generación de máquinas 'ponibles' «que entienden el mundo que te rodea» y que se puede «interactuar con ellos de manera eficiente». Según Futurescore, esta nueva generación de gadgets podría generar cerca de 12.000 millones de euros.

Al igual que ocurre con sus gafas, los ingenieros californianos incorporarán al sistema la posibilidad de trabajar con la voz. De esta manera, con un sencillo 'OK Google' se podrá preguntar «cuántas calorías tiene un aguacate», consultar la salida de un vuelo o el resultado de un partido de fútbol. En Mountain View no han querido dejar tampoco el auge del 'MHealth' que se espera, según cifras de la consultora PricewaterhouseCoopers, que en tan solo tres años alcance un volumen de 23.000 millones de dólares anuales frente a los 4.500 que se estima generó el pasado curso.

Un billete 'wereable'

Primero fue el billete para imprimir en casa, luego para llevar en el móvil y ahora para llevar puesto. Sony ha dado un nuevo paso en añadir funcionalidades a su Smartwacht 2 al firmar con Vueling un acuerdo por el cual los viajeros de aerolínea de IAG podrán llevar en su muñeca tanto la tarjeta de embarque como la infomación del vuelo.
De esta manera, como ocurre ahora en el móvil, podrá acceder rápidamente al vuelo. Esta nueva aplicación llega pocos días después de conocer que se permitirá el uso de los dispositivos electrónicos durante todo el trayecto incluido aterrizaje y despegue

Por ello ofrecerán funcionalidades para establecer objetivos de entrenamiento, entre otras finalidades, y tenderán puentes para la integración de 'apps' deportivas. Además, Pichai ha descrito el último gran beneficio de 'Android Wear' como la «llave en un mundo multipantalla»: con un solo comando hablado se podrá activar la música del teléfono o cambiar la tele de casa.

Además de LG, Motorola, Asus o Samsung serán otros de los primeros que se atrevan a incorporar a su catálogo algún terminal con este software. De hecho, Motorola fue la primera en presentar su primer reloj inteligente, que corre con esta programa. La factoría, ahora en manos de Lenovo, apuesta por un formato redondo y no cuadrado, como los que ya han fabricado Sony y Qualcomm. Por su parte, los surcoreanos presentaron en el Mobile World Congress dos relojes inteligentes el 'Gear 2' y el 'Gear 2 Neo' que utilizan el SO Tizen. El rosario de fabricantes no se queda ahí: HTC, Mediatek, Qualcomm o Intel también parecen incluirlo en sus planes para este 2014. Incluso, la cadena de moda Fossil se ha interesado por esta solución.