Hyperloop bate un nuevo récord de velocidad: 467 km/h

Tubo de Space X./UPV
Tubo de Space X. / UPV

Alumnos alemanes desarrollan una cápsula que supera la velocidad de la creada por Tesla

J. A. G.Madrid

Ni Tesla, ni Hyperloop One, ni el propio Elon Musk a través de su compañía Space X. El récord de velocidad en una prueba de Hyperloop lo tiene un equipo de jóvenes alemanes que han conseguido hacer correr sus vainas, trenes en este transporte, a 467 kilómetros por hora.

El año pasado, el prototipo de Tesla alcanzó los 355 km/h. Una cifra espectacular y que ha quedado relegada por el trabajo de WARR Hyperloop de la Universidad Técnica de Múnich. El trabajo de los ingenieros alemanes fue escogido en la final organizada por Space X junto con otros dos grupos formados por la Universidad de Delf en Holanda y el Epf Loop de Suiza

A los equipos se les pidió desarrollar una cápsula autopropulsada que viaje a la mayor velocidad posible en un tubo de Hyperloop de 1,2 kilómetros de largo, y el que consiguió una mayor velocidad fue el alemán.

Lo hicieron con un prototipo de 70 kilos de peso fabricado en fibra de carbono, y alimentado por un motor eléctrico de 50kW.

En la competición promovida por Space X también hubo representación española. Durante los tres primeros días del torneo el equipo de la Universitat Politécnica de Valencia llegó a estar situado en el primer puesto de la tabla.

Su prototipo, bautizado como Valentia, logró superar un total de 50 tests y validaciones antes de sufrir una avería eléctrica que les impidió continuar en la competición. «La robustez del proyecto hacía que todos los tests se rebasaran con gran fluidez», señala Javier Arroyo, project manager del equipo.

Equipo Valentia. / UPV

Una avería electrónica frenó en seco las posibilidades de éxito, que acabó con Valentia en octava posición en la gran final. «El jurado nos ha comentado que el trabajo que hemos hecho es asombroso, realmente muy Space. En su opinión, después de revisar todos los pods en competición, el nuestro era el proyecto que mejor encajaba con la filosofía de la empresa. Por el diseño, por los planteamientos, por la forma de hacer las cosas», añade Arroyo.

Los jueces, ingenieros voluntarios de las empresas de Elon Musk (SpaceX, The Boring Company y Tesla), han destacado, por encima de todo, dos fortalezas del prototipo Valentia: por una parte, el concepto desarrollado en el sistema de ruedas, una propuesta innovadora que se distinguía del resto de ideas presentadas, y por otra, el espectacular diseño exterior del pod, que les ha supuesto un punto extra.

«Les resultaba difícil de creer que hubiésemos realizado el carenado nosotros mismos, porque muchos de los equipos en competición simplemente encargan a proveedores las piezas más complicadas. Nosotros construimos en el taller prácticamente todos los componentes de Valentia y eso, a la postre, nos dio una ventaja sobre el resto, porque comprendíamos al detalle el funcionamiento de nuestro prototipo», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos