El PSOE lamenta la "ralentización" del PGOU para no aprobarlo en esta legislatura

Vista de Los Corrales de Buelna./
Vista de Los Corrales de Buelna.

Los socialistas aseguran que no incluye ningún convenio con Celsa

NACHO CAVIA

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha denunciado un intento de ralentizar la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana para no tener que aprobarlo en esta legislatura, según señaló el portavoz socialista, Aurelio García Gutiérrez. El concejal socialista afirmó no entender que en siete años de gobierno del PP no haya sido posible "sacar adelante un plan ya redactado". Pero si aseguró que en ese tiempo "hemos tenido ejemplos claros de ralentización en distintas fases, la última la contestación a las alegaciones y la resolución sobre ellas".

Coincidió con el gobierno local en que es una buena noticia que ya se cuente con la memoria medioambiental, requisito previo para su paso por pleno, y, aunque insistió en que "alguien tiene motivos para retrasar la aprobación", espera que el documento pase por pleno en este año, julio o septiembre.

Sobre el plan, quiso zanjar la polémica sobre posibles convenios con el grupo empresarial Celsa, uno de los mayores propietarios de terrenos en Los Corrales de Buelna. Aurelio García Gutiérrez afirmó que el plan "no incluye ningún convenio con Celsa, una vez rechazadas sus propuestas. Explicó que la Corporación rechazó la propuesta del grupo empresarial sobre cesión de terrenos a cambio de mejoras urbanísticas "porque el grupo socialista se puso en frente de convenios que no suponen ningún beneficio a Los Corrales de Buelna".

Lo único que ha variado en ese plan con respecto a Celsa, añadió, es en el tratamiento de los terrenos edificables en la fábrica de Lombera, se ha modificado la volumetría de edificación y ahora se permite construir en altura hacia el norte, junto al barrio Juan XXIII, pero a cambio se cede un 15% más de terreno para el Ayuntamiento con destino a servicios.

La otra gran defensa del grupo socialista en las comisiones informativas, apuntó, fue mantener la mies de Penías, paralela a la M30, libre de construcciones de naves industriales, manteniéndola como suelo rústico, "solo apta para actividades económicas propias del medio rural".