Declara ante el juez el dueño de la empresa del accidente mortal de 'puenting'

Juan José B. S., con su abogado, al salir esta mañana de los juzgados de Torrelavega./
Juan José B. S., con su abogado, al salir esta mañana de los juzgados de Torrelavega.

Juan José B. S. está imputado por un presunto delito de homicidio por imprudencia grave

E. PRESS

El propietario y monitor de la empresa organizadora del 'puenting' en el que el pasado 10 de agosto murió la joven holandesa de 17 años Vera Naomi Mol, Juan José B. S., ha declarado este lunes en los juzgados de Torrelavega para dar su versión del suceso, por el que está imputado por un posible delito de homicidio por imprudencia grave.

Vestido con pantalón vaquero, jersey a rayas y zapatillas, Jua José B.S. ha acudido puntual al Palacio de Justicia de Torrelavega, ubicado en la avenida de España, donde había sido citado a las 9.15 horas por el juez Pablo Fernández de la Vega, que instruye el caso.

El imputado por el fallecimiento de la joven ha traspasado las puertas de los juzgados pocos minutos antes de la hora indicada sin hacer declaraciones a los medios de comunicación que allí se concentraban y lo ha hecho en compañía de su abogado, quien ha advertido que su representado tampoco hablaría a la salida.

Y así lo ha hecho, ya que sobre las 10.25 horas Juan José B. S. ha abandonado los juzgados en silencio y su letrado ha despedido a los medios de comunicación que le pidieron declaración sobre la versión ofrecida al juez con un "no, no vamos a hacer ninguna".

Fuentes judiciales han informado a Europa Press que en la declaración únicamente ha estado presente el juez, el imputado y su letrado, no así el fiscal ni otros representantes de parte.

En la providencia del 23 de septiembre por la que el juez citaba a JJ.B.S como imputado, también llamaba a declarar a dos testigos presenciales, si bien esta agencia ha podido saber que no será este mismo lunes.

Inicialmente fueron dos los imputados por este caso ya que, fruto del atestado de la Guardia Civil, además de Juan José B. S., se imputó a otro monitor de la misma empresa. Sin embargo, el juez decidió esperar a escuchar la declaración de Juan José B. S. antes de tomar una decisión sobre si imputa o no al otro monitor.

En la providencia, el juez justificaba la imputación al considerar que, a la vista del informe de los agentes instructores del atestado, "se omitieron medidas de seguridad elementales" para realizar el 'puenting' en el que falleció la menor.

Entre ellas, detallaba que se "omitió una línea de vida que conectase en todo momento a quien iba a realizar el salto al vacío con la estructura del puente".

El juez mantenía que si se hubiera adoptado esta medida el "resultado mortal no se hubiese producido". "La persona garante de que tales medidas de seguridad se adoptasen era Juan José B.S.", sostenía.

El suceso

La joven holandesa de 17 años falleció el pasado 10 de agosto pasadas las 20 horas haciendo 'puenting' en el viaducto de Cedeja, en Virgen de la Peña (Cabezón de la Sal), sobre el que discurre la Autovía del Cantábrico (A-8) y bajo el que pasa un afluente del Saja.

Tras el suceso, y una vez incluidas las diligencias de la Guardia Civil sobre la investigación, le fueron entregadas al juez Fernández de la Vega.

La chica se encontraba en compañía de un grupo de jóvenes dirigido por una empresa multiaventura y cayó desde la zona de salto, a unos 40 metros de altura, hasta la parte seca del cauce del río Cedeja. El viaducto, en el límite entre Cabezón de la Sal y Mazcuerras, depende del Ministerio de Fomento, y hacer 'puenting' en él está "totalmente prohibido".

Desde el departamento que dirige Ana Pastor anunciaron que interpondrán una denuncia contra la empresa que organizó la actividad. De acuerdo con la Ley de Carreteras y el Reglamento General de Carreteras, no está autorizada ni se permite realizar ninguna actividad en estas infraestructuras, salvo aquellas relacionadas con su conservación y mantenimiento.