Demolición de las emblemáticas Casas de los Ingenieros en Los Corrales

video

Demolición de una de las Casas de los Ingenieros en Los Corrales / Nacho Cavia

  • La empresa Celsa acomete un plan basado en la seguridad y asumiendo el estado de ruina de estos edificios

La empresa Rucecan ha comenzado esta semana la demolición de las conocidas como las Casas de los Ingenieros, grandes mansiones de los años 40 en pleno centro de Los Corrales de Buelna que albergaban a las familias de los técnicos de la empresa Forjas de Buelna (después se pasó a llamar Trefilerías Quijano), constructora y dueña de esos emblemáticos edificios. Celsa, heredera de la histórica empresa corraliega, presentó ante el Ayuntamiento un plan de demolición que se basaba en garantizar la seguridad del entorno de esos edificios y mantener la estética de los alrededores, asumiendo el estado de ruina de esos inmuebles.

Las tres casas que se derribarán esta semana no serán las únicas. Ese plan continuará con la demolición de las naves de Lombera, donde según todos vecinos más veteranos, aún se conserva un refugio antiaéreo. Antes ya habían tirado tres naves en el entorno de la estación y las escuelas de oficio en el barrio de la Aldea.

Las Casas de los Ingenieros se construyeron en los años 40 del siglo pasado, una década en la que se propició desde la empresa Forjas de Buelna (después Trefilerías Quijano), la construcción de muchas viviendas, tanto para técnicos como para empleados, una vivienda hospedería, que hoy es el centro social La Rasilla, o la Escuela de Aprendizaje. En todos los casos, estos edificios emblemáticos están pasando a la historia en forma de toneladas de escombros, más o menos unas 500 toneladas por cada casa de las derribadas esta semana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate