En el plan parcial, de 24 hectáreas, está previsto construir 805 viviendas.
En el plan parcial, de 24 hectáreas, está previsto construir 805 viviendas. / Luis Palomeque

El nuevo Plan General divide Mies de Vega para impulsar su desarrollo 30 años después

  • Cansada de esperar el desbloqueo urbanístico, esta céntrica zona de la ciudad es la que más población pierde en el municipio

El desarrollo del plan parcial de Mies de Vega, pendiente desde hace más de 30 años, es uno de los principales retos para quienes acceden a la Alcaldía de Torrelavega. Pero, hasta ahora, nadie ha sabido dar con la tecla correcta. La céntrica zona, cansada de esperar el desbloqueo urbanístico, se ha convertido en la que más población pierde en el municipio. La principal esperanza pasa ahora por la revisión del Plan General, que opta por dividir este fallido plan parcial en tres sectores para facilitar su gestión. Hasta ahora, la atomización del suelo (casi 150 propietarios), la complejidad de las parcelas y la cesión de terrenos al Ayuntamiento, han sido los principales obstáculos con los que se han topado los constructores de viviendas.

En el nuevo planeamiento urbanístico, que está previsto aprobar antes de que concluya esta legislatura, se valora ante todo la posición estratégica de Mies de Vega en el contexto de la ciudad consolidada, en el cruce de dos de los viales más importantes (Bulevar Ronda y Paseo Julio Hauzeur), su cercanía al parque fluvial del Besaya y, a la vez, el valor agrológico de sus tierras.

Se trata de una superficie de 24 hectáreas sobre la que está previsto construir 805 viviendas. El sector denominado 'Mies de Vega A', ocuparía 78.136 metros cuadrados, desde la mitad del plan parcial hacia el Norte (calle Carlos Pondal). En él se podrían levantar 249 viviendas. El sector 'Mies de Vega B' se desarrollaría sobre una superficie de 96.750 metros cuadrados, desde la mitad del plan parcial hacia el Sur (Barrio Covadonga). En él se contempla edificar 309 pisos. Finalmente, el sector 'Mies de Vega C' se situaría entre el Bulevar Ronda y el río Besaya, en la zona que ahora ocupan los nuevos huertos urbanos, sobre 25.855 metros cuadrados. Ahí se podrían construir 83 viviendas.

El nuevo planteamiento urbanístico deja fuera del plan parcial dos zonas que pasarían a ser Suelo Urbano No Consolidado. Ambas están situadas en la franja de terreno situada entre las calles Carlos Pondal y Julio Hauzeur, y suman 41.000 metros cuadrados. También quedan fuera del plan parcial la iglesia y las casas más próximas a la calle Teodoro Calderón. Otro hecho relevante es que el documento contempla la construcción de un aparcamiento disuasorio frente a los campos de fútbol de El Malecón.

Huertos, caminos y escollera

La nueva ordenación configura como espacio libre público representativo una franja de terreno junto al parque del Besaya, creando una continuidad desde esa zona hacia la ciudad, que se prolonga conformando huertos urbanos, recogiendo así las señas de identidad del lugar y evocando sus usos originales. Se establecen también condiciones vinculantes del viario que garanticen su integración con los tejidos colindantes, y se dan medidas de localización preferente para los usos terciarios sobre los ejes viarios estructurales, manteniendo alguno de los caminos rurales existentes.

Finalmente, se apuesta por la tipología de edificación abierta en atención a potenciar la intervisibilidad hacia el río desde la ciudad y desde este hacia el interior. Con el fin de garantizar la seguridad de los sectores frente a los riesgos de inundación, se prevé la continuación de la escollera existente en la ribera del Besaya desde el Barrio Covadonga hasta El Malecón.

El equipo redactor del nuevo Plan General recuerda que Mies de Vega es la zona con menos población de Torrelavega, situándose entre los barrios de Covadonga y Paseo del Niño, el río y el casco urbano de la ciudad. Algunos edificios en altura en los bordes y casas rurales y chalés en el interior de la mies, con restos de alguna explotación agropecuaria y algún taller, son los componentes del espacio más apetecido de la ciudad. Las expectativas creadas han superado la realidad y su población, cansada de esperar el desarrollo del plan parcial, ha terminado por emigrar. El número de habitantes de Mies de Vega se ha reducido de los 867 de 1991 a los 592 actuales. Este barrio solo representa el 1,1% en el censo de población del municipio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate