Homenaje al hojaldre de Torrelavega

Homenaje al hojaldre de Torrelavega

La Feria del Hojaldre vuelve a la ciudad después de seis años de ausencia. La gastronomía y el folclore forman parte de esta fiesta, que sirve como promoción del afamado producto torrelaveguense

FERNANDO COLLANTES

La Feria del Hojaldre volverá a celebrarse en Torrelavega coincidiendo con las fiestas de la Virgen Grande que comienzan hoy. Será la segunda edición de un certamen que se puso en marcha en 2008. El concejal regionalista Javier López Estrada avanzó el apoyo del Ayuntamiento a la feria, que «servirá para dar más difusión a un producto excepcional con el que se promociona Torrelavega». En la edición de 2008 concurrieron 20 expositores -que se alojaron en 16 casetas- de reposteros torrelaveguenses y, también, de otros puntos de la región. Además, se mostraron otros artículos como quesos, anchoas, helados, vinos y orujos. La feria estuvo adornada con demostraciones gastronómicas, maridajes, degustaciones y manifestaciones folclóricas. Además, se desarrolló el Gran Capítulo de la Cofradía del Hojaldre, al que se sumaron una veintena de cofradías de Cantabria y de otros puntos del país. La Cofradía del Hojaldre se formó en el año 2000, con el objetivo de promocionar el famoso producto de la gastronomía local. Su Gran Maestre es el exconsejero de Cultura y diputado regionalista, Javier López Marcano, y cada año nombra nuevos cofrades.

En la foto. Javier López Marcano, Santa Miguel, Ana Abarca, Luis Vega, Chema, Tino Sanpedro, Miguel García, Rafi, María Villarino, José Bueno, Andrés Alonso, Germán San Miguel, Luis Santos, Jesús María Saiz, Bertin Muriedas, Isidoro Díaz, Gabi Argumosa, Javier Compostizo, Pino, Mila Vega, Jesús Castillo, Raquel Sánchez, Valbanuz, Felipe Fernández, Marcos Lorenzo, Higinio Gutiérrez y Eva Bartolomé.

Gran Capítulo

Los cofrades tienen la intención de que el hojaldre incremente el protagonismo que ya tiene en fiestas con la celebración del Gran Capítulo, en el que cada año se nombra Cofrades de Honor. El año pasado fue el cantante Raphael, mientras que este año será el presidente de Freixenet, José Luis Bonet. La mañana del 18 de agosto de hace un año, el Teatro Concha Espina se llenó de público para presenciar el nombramiento como Cofrade de Honor del hojaldre de Torrelavega a Raphael. «Juro por mi honor y paladar servir fielmente las encomiendas que se desprendan de mi pertenencia a la Cofradía del Hojaldre de Torrelavega, así como difundir por todo el orbe las exquisiteces de nuestra polka, producto sin par», dijo solemne el prestigioso cantante ante el Gran Maestre, Francisco Javier López Marcano, que le contestó: «Si así lo hicieres, que tu paladar te lo premie y si no, que tu estómago te lo demande». «Esto lo digo de corazón porque el hojaldre me chifla, soy goloso de nacimiento», señaló Miguel Rafael Martos Sánchez «Raphael», quien fue despedido por López Marcano con vivas a su ciudad, Linares, y «a ese Universo que has hecho tuyo», a lo que él replicó, entre aplausos, «¡viva Cantabria!».

José Luis Bonet

Este año, Raphael cede el testigo a José Luis Bonet, presidente del grupo Freixenet desde marzo de 1999, compañía en la que fue director general y consejero de 1993 a 1999, director general adjunto de 1977 a 1993 y director comercial de 1966 a 1977.

Marcano ha valorado la elección de este año como «uno de los grandes aciertos de la Cofradía». Califica a Bonet como «una gran personalidad de la empresa y de los negocios, con un curriculum admirable». Y es que Bonet ha sido Presidente del Consejo de Administración de Fira Internacional de Barcelona desde septiembre de 2004. Presidente del Comité bilateral hispano-japonés de cámaras de comercio, Presidente de la AMRE (Asociación de Marcas Renombradas Españolas) y presidente de la Fundación Foro de Marcas Renombradas Españolas desde 2002. Estos son solo algunos ejemplos de las decenas de organismos de los que ha formado parte a lo largo de su carrera. «Además, es una figura mundial en un sector muy vinculado al hojaldre», declaró López Marcano. Sobre los orígenes de Bonet, asegura que pertenece a una familia «muy vinculada» a Cantabria. «Pasan mucho tiempo en nuestra región y se sienten muy apegados a ella». La presencia de José Luis Bonet en la fiesta del hojaldre de este año, «es una de esas que magnifica la Cofradía», afirma el diputado regionalista.

Torrelavega tiene una larga tradición ligada al hojaldre. La primera pastelería planteada como un negocio fue la fundada a principios del siglo XIX por Eusebio Ballesteros Cerrada y su esposa Mauricia Toledano Galindo, ambos llegados de Madrid a La Montaña, por razones de índole política. Su confitería, conocida como 'La Dulce Alianza', gozó de un gran prestigio y fue obrador en el que aprendieron y trabajaron importantes confiteros. Su establecimiento, situado en la plazuela del Sol, fue cerrado por su nieto, Eusebio Ballesteros, en los años 60. Otra importante pastelería, la de la familia Asensio, también saldría del tronco de los Ballesteros. Fue fundada por el palentino Nazario Asensio y una hija de Ballesteros, Rosenda, a principios del siglo XX.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos